Carlos Felipe de Suecia y Sofia Hellqvist

Boda Carlos Felipe de Suecia y Sofia Hellqvist

Boda Carlos Felipe de Suecia y Sofia Hellqvist
Carlos Felipe de Suecia y Sofia Hellqvist

En busca de una tiara para Sofia Hellqvist

Por primera vez, y con motivo de su boda, la enamorada de Carlos Felipe de Suecia tiene acceso a la cámara del tesoro real, ¿con qué diadema se 'coronará' como nueva Princesa de Suecia?

Tras cinco años de noviazgo, el príncipe Carlos Felipe y Sofia Hellqvist se casarán el próximo 13 de junio. Este enlace, además de poner la guinda a su historia de amor y de ser la última boda real que se viva en Suecia en décadas, dará acceso a la joven a la cámara del tesoro del Palacio Real de Estocolmo. Allí reposan siglos de historia y piezas de gran valor en forma de tiaras, diademas o coronas, además de incontables joyas. Por primera vez la novia del Príncipe se “coronará” como Princesa de Suecia.

¿Cuál será la tiara que elija la novia del Príncipe para su gran día? A estas alturas, en las que los enamorados ya tienen un pie en el altar de la Capilla Real, su aderezo nupcial esté más que elegido. Seguramente que para tomar la decisión, Sofia Hellqvist ha contado con la ayuda de la reina Silvia, de los expertos guardianes del tesoro y del jefe de protocolo de la Casa Real. El resultado, igual que el vestido de novia, es uno de los grandes secretos que se guardan hasta el último momento.

* Usa las teclas derecha e izquierda para navegar por las fotos en la página

Como en todos los reinos, el empleo de las centenarias tiaras se rige por la historia, las tradiciones familiares y un protocolo secular. Por ello Sofia no lucirá la Tiara de Camafeos, la pieza nupcial más tradicional de los Bernadotte y la que lucieron Silvia y Victoria de Suecia. Una pieza de 1809 hecha de oro, perlas y siete camafeos que está reservada para las reinas o princesas herederas. Así que esta diadema no volverá a brillar en un baile nupcial hasta que la princesa Estelle dé el 'Sí, quiero'

 

Magdalena de Suecia eligió para su enlace con Chris O´Neill la conocida como diadema del rey Gustavo o ‘Modern Fringe’, que fue un regalo de su padre a la reina Silvia por su décimo aniversario de bodas en 1986. Una opción previsible puesto que la Princesa había mostrado su predilección por esta diadema en numerosas ocasiones, además de tener unas características que la hacen idónea como tiara nupcial

 

Es evidente que no todas las diademas son apropiadas para una boda. Y que, por tanto, algunas no se consideran. Por su extremada sencillez o por su majestuosidad; por su peso o por su altura, o sencillamente por su historia, su estructura y sus colores. En ese sentido no es probable, aunque no imposible, que use por sus colores la Tiara de Leuchtenberg, repleta de zafiros, la de amatistas -que en la imagen luce Magdalena- o la de rubís, y por su porte regio e historia la de Braganza (una de las piezas favoritas de la Reina, que hasta ahora no han lucido sus hijas y que como se ve en llevó para la boda de la Princesa Heredera), la tiara de las Nueve Puntas o la tiara ‘Cut Steel’ (la que luce Victoria en esta imagen) , también conocida como Napoleónica

 

En cambio en el “joyero” real de Suecia hay algunas piezas que podrían coronar a Sofia en el día de su boda, por ejemplo, la Tiara de Diamantes de Connaught, también conocida como ‘No me olvides’, ya que represente una guirnalda haciendo cinco bucles, símbolo del amor, de los que cuelgan gotas de diamantes. Esta pieza perteneció a la princesa Margarita de Connaught, que se casó con el rey Gustavo Adolfo en 1905, se trata de la joya con la que la reina Silvia bailó en la fiesta de las vísperas nupciales y que Magdalena lució en el enlace de Victoria

 

Muchas son la novias de la realeza –entre ellas la reina Isabel de Inglaterra, Magdalena de Suecia o Tatiana Santo Domingo- que se han casado con una tiara de estilo ‘Fringe’. Si este es el gusto de Sofia Hellqvist estaría de enhorabuena, puesto que en el tesoro sueco se encuentra la espectacular Diadema de Baden. Compuesta por cuarenta y siete rayos repletos de diamantes y que en numerosas ocasiones ha llevado la reina Silvia, y sobre todo la princesa Victoria, como en la última edición de los Premios Nobel

 

La nueva princesa de Suecia también podría apostar por la Tiara Carl Johan o de Rosetones –que puede ser de cuatro o de seis- con sus pistilos y sus hojas de brillantes, unas flores que pertenecieron a la reina Luisa Ulrica de Prusia. Casi todas las damas de la realeza sueca han llevado esta tiara, tanto la reina Silvia, como las hermanas del rey Carlos Gustavo o las princesas Victoria y Magdalena, así que podría ser un gesto muy significativo el que Sofia Hellqvist se estrenará con esta pieza

 

Aunque si algo ha caracterizado las últimas apariciones de la prometida del príncipe Carlos ha sido apuesta por la sencillez. En este caso Sofia podría apostar por la tiara más discreta de todas y por ello muy versátil: la Diadema Bandeau de diamantes. Una joya que lucieron las princesas Victoria y Magdalena en sus primeras puestas de largo y que es un aderezo sencillo pero encantador. Por último hay otra tiara de gran belleza y significado que a menudo ha pasado desapercibida pero que tiene todo lo que una novia podría soñar. Se trata de la Corona de Laurel de la tía Lilian –esposa del tío del rey Carlos Gustavo, el príncipe Bertil - que falleció el 10 de marzo de 2013. Aunque la tiara no fue creada expresamente para ella, ya que la heredó Bertil de su madre, Margarita de Connaught, fue Lilian la que mejor la lució. Se dice que en sus memorias legó esta tiara a la princesa Victoria, de hecho después de su muerte sólo la ha lucido ella con motivo de la boda de Magdalena. Sin embargo, de ser así, quizá la Heredera podría cedérsela –completa o solo con una ‘rama’- a Sofía Hellqvist para su boda, no en vano, el tío Bertil fue uno de los padrinos de bautizo del príncipe Carlos Felipe

 

Opciones desde luego en el tesoro sueco para aderezar a la nueva Princesa con piedras preciosas no faltan. Sin embargo, también podría darse el caso de que Sofia Hellqvist siga los pasos de la Duquesa de Cambridge -en quien ya hemos visto que se inspira con frecuencia- y que elija una diadema de las menos utilizadas. Una de las tiaras de que no están asociadas ni a la Reina, ni a la princesas Victoria y Magdalena, y que la convierta de aquí en adelante en la tiara favorita de la princesa Sofia

 

Últimos comentarios

Esta es la opinión de los internautas, no la de hola.com. No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema