Carlos Felipe de Suecia y Sofia Hellqvist

Boda Carlos Felipe de Suecia y Sofia Hellqvist

Boda Carlos Felipe de Suecia y Sofia Hellqvist
Carlos Felipe de Suecia y Sofia Hellqvist

Las bodas de los primeros Bernadotte (I)

null
VER GALERÍA

Juan Bautista Bernadotte (posterior rey Carlos XIV Juan) y Desirée Clary

La Casa Real de Suecia es la Casa Bernadotte, originaria de la provincia francesa de Béarn y perteneciente a la clase media del siglo XVIII. La primera boda en la Familia Real sueca fue la de Juan Bautista Bernadotte. Nacido en Pau en 1763 e hijo de un abogado, se alistó en la armada a los 17 años y fue sargento mayor en vísperas de la revolución, coronel en 1792 y general de división en 1794. Se unió a Napoleón Bonaparte en Italia y fue embajador en Austria en 1798.

Juan Bautista Bernadotte se casó por lo civil en 1798 en Sceaux, a las afueras de París, con Desirée Clary (1777-1860), hija menor del mercante de Marsella Francois Clary y hermana de la esposa de José Bonaparte, Julie. Desirée estuvo prometida brevemente a Napoleón, quien más tarde se convertiría en padrino del único hijo de Juan Bautista y Desirée, Óscar (futuro rey Óscar I), nacido en 1899.

Juan Bautista fue nombrado sucesor al trono de Suecia en 1810, lo que cambió su vida al instante. Al año siguiente, el 6 de enero de 1811, Desirée Clary llegaba a Estocolmo por primera vez como la nueva Princesa heredera de Suecia. Aunque trató de adaptarse a la vida en el país y a la vida de la corte en el Palacio Real, regresó a Francia seis meses después, el 4 de junio de 1811, y nunca consiguió aprender el idioma sueco. Tuvieron que pasar 12 años para que volviera a Suecia como la reina Desideria para asistir a la boda de su hijo, Óscar, en junio de 1823.

Juan Bautista Bernadotte fue proclamado rey de Suecia y Noruega en 1818. Conocido como Carlos XIV Juan, reinó hasta el final de sus días con inteligencia y lejos de las ideas revolucionarias de su juventud. La reina Desideria fue coronada en la Catedral de Estocolmo el 21 de agosto de 1829 y falleció en 1860 de un ataque al corazón.


Príncipe Óscar (posterior rey Óscar I) y Josefina de Beauharnais

La boda católica entre el príncipe Óscar (1799-1859) y Josefina de Beauharnais (1807-1876), hija de Eugenio de Beauharnais, duque de Leuchtenberg, y de la princesa Augusta de Baviera, tuvo lugar en Eichstädt el 22 de mayo de 1823. El padre de la novia, el Virrey de Italia Eugenio de Beauharnais, caminó con ella hasta el altar de la capilla real mientras que uno de los tíos de la novia representó al novio (un procedimiento muy común en la época entre los monarcas y nobles europeos).

La boda protestante tuvo lugar el 19 de junio en la catedral de Estocolmo. Ese día, los habitantes de la ciudad salieron de sus casas para admirar durante el cortejo nupcial hasta el Palacio Real a la novia, que lucía un sencillo vestido de seda de plata, zapatos con hebillas de diamantes que fueron obsequio de la emperatriz de Austria y un collar de diamantes regalo de sus. El velo, de encaje veneciano, fue un regalo de la Reina de Baviera.

Josefina de Beauharnais hizo una breve parada en Norrtull, donde fue recibida por el Gobernador de Estocolmo. A su llegada a Palacio le esperaba en la Puerta del Oeste su futuro marido. El rey Carlos Juan y el Príncipe heredero, seguidos de la Princesa y la reina Desideria, caminaron hasta la Catedral de Estocolmo, engalanada con doseles de seda azul bordados con coronas de oro. El Arzobispo condujo la ceremonia, durante la cual sonó la cantata nupcial de Johan Olof Wallin y la congregación cantó los himnos Kom Helge Ande Herre God y Hela världen fröjdes Herran.

A su salida de la catedral, los recién casados fueron aclamados por los ciudadanos suecos y por el sonido de las campanas de la iglesia. Durante un retiro en los apartamentos de los Príncipes, la joven esposa se puso su corona ante la presencia de la princesa Sofía Albertina, hermana del rey Gustavo III. La boda se prolongó todo el mes de junio y se celebró un baile nupcial para 2.000 invitados en el Hall del Estado.

Tras su celebrada llegada a la capital sueca, la nueva Princesa heredera residió con el príncipe Óscar en el Palacio de Haga. La pareja tuvo cinco hijos: Carlos (que reinó como Carlos XV), Gustavo, Óscar (que reinó como Óscar II), Eugenia y Carlos Augusto. Óscar I reinó en Suecia y Noruega hasta su muerte en 1859.


Príncipe Carlos (posterior rey Carlos XV Luis) y Luisa de los Países Bajos

La princesa Luisa (1828-1871), hija de Guillermo de los Países Bajos y de Wilhelmina de Prusia, llegó a Biskopsudden en Djurgården el 15 de junio de 1850 y cuatro días después se casó con el príncipe heredero Carlos (1826-1872) en la catedral de Estocolmo.

Los ciudadanos de la capital sueca no habían sido testigos de un desfile matrimonial en siglos. El novio caminó hasta la catedral precedido por guardias y cortesanos y acompañado por el rey Óscar I y el príncipe Federico de los Países Bajos, padre de la novia. La reina Josefina y la madre de la novia, seguidas de la Reina madre Desideria, escoltaron a la futura esposa hasta el interior de la iglesia.

La novia llevó un vestido de seda con bordados de plata. Su corona estaba decorada con ramas de mirto y el velo era de encaje de Bruselas y alrededor del cuello llevaba joyas que había traído consigo de su tierra natal.

El Arzobispo ofició la ceremonia de matrimonio, que fue asistida por el Capellán Jefe de la Corte y los Obispos de Linköping y Västerås. Los himnos incluyeron Blifve många, blifve lugna, deras oåtskiljda år. Convertidos ya en marido y mujer, los recién casados abandonaron la catedral al son de música de timbales y trompetas y se dirigieron a celebrar una comida familiar en las cámaras de la reina Josefina. Para el resto de invitados se preparó un banquete separado.

El príncipe Carlos reinó como Carlos XV Luis desde 1859 hasta su fallecimiento en 1872. Le sucedió su hermano Óscar, que reinó como Óscar II hasta 1907.

Últimos comentarios

Esta es la opinión de los internautas, no la de hola.com. No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema