Portada de hola.com, tu revista en internet

Comentar 02 FEBRERO 2002

Ceremonia religiosa en Nieuwe Kerk, Máxima ya es Princesa de Holanda

Ampliar
Máxima y Guillermo entraron en la iglesia cogidos del brazo, como marca el protocolo holandés, y precedidos por los pajes. Detrás de Máxima, sus damas de honor -sus dos mejores amigas, Samantha Deane y Máxima Di Cocco, su hermana pequeña, Inés y una prima del príncipe Guillermo-y, le sujetan la cola 
Ampliar
El segundo "Sí, quiero" de la pareja llegó pocos minutos antes de las doce y media del mediodía. El príncipe Guillermo no pudo evitar ruborizarse al pronunciar "Ja" (sí) lo que produjo la sonrisa cómplice de todos los asistentes 
Ampliar
Máxima luchó toda la ceremonia por contener la profunda emoción que sentía. Cuando sonó la música del bandoneón argentino con la pieza Adiós, Nonino, de Piazzola, no pudo contener por más tiempo sus sentimientos y dejó que las lágrimas recorrieran su rostro

 

 
Ampliar
La ceremonia se ha celebrado bajo el rito protestante porque la Casa Orange hunde sus raíces en las luchas contra los españoles ya que, desde su fundación, todos los soberanos de la Familia Real se han mantenido fieles a la Iglesia Reformista holandesa 

Máxima Zorreguieta y Guillermo de Holanda hicieron su entrada en Nieuwe Kerk mientras sonaba la marcha nupcial. Tal y como marca la tradición holandesa, Máxima llegó al altar del brazo de su prometido, lo que probablemente le hizo menos amargo el recuerdo de la ausencia de sus padres.

El reverendo C. A. Ter Linden, ministro emérito de la iglesia Kloosterherk y oficiante de la ceremonia, comenzó el emotivo servicio religioso recordando a los padres de Máxima sin los que, como señaló: " Máxima no hubiera podido ser lo que es hoy". Asimismo, se refirió a la difícil situación política que atraviesa el país de la novia, Argentina, y después dio la bienvenida a los diferentes miembros de las Casas Reales europeas que asistieron al enlace de los futuros reyes de Holanda.

El padre Braum, amigo de la familia Zorreguieta, participó en el servicio
El reverendo dio entonces paso a Rafael Braum, un sacerdote jesuita gran amigo de la familia Zorreguieta, que leyó la Carta a Ruth del Antiguo Testamento. Máxima, con la emoción contenida, sonreía dulcemente mientras escuchaba las palabras en castellano, con un suave deje argentino, del padre Braum.

Después, llegó la primera lectura de la ceremonia, que realizó el príncipe Johan Friso, hermano de Guillermo, y de nuevo, C.A Ter Linden se dirigió a los contrayentes.

"Vemos aquí un hombre que sabiendo lo que le venía encima ha aguantado y tenemos una mujer que está dispuesta a acompañarlo en un camino tan especial", dijo el reverendo. "Máxima -continuó - será un gran apoyo con su carácter alegre, con su talento, con su bondad es importante que pueda ser ella misma y mantener su carácter espontáneo". "Recordad -añadió- que juntos sois más".

Llegó entonces el momento en el que los novios se dirigieron al altar junto a sus testigos. Samantha Deane y Florencia di Cocco, las mejores amigas de la nueva Princesa de Holanda, realizaron su promesa en castellano, mientras que el príncipe Constantino de Holanda y Marc ter Haar, testigos de Guillermo, lo realizaron en holandés.

El segundo "Sí, quiero" de la pareja llegó pocos minutos antes de las doce y media del mediodía. El príncipe Guillermo no pudo evitar ruborizarse al pronunciar "Ja" ( sí) lo que produjo la sonrisa cómplice de todos los asistentes. Las mismas risas se oyeron cuando el Príncipe colocaba con dificultad la alianza en el dedo de Máxima.

Máxima luchó toda la ceremonia por contener la profunda emoción que sentía. Las lágrimas no asomaron a su rostro cuando el reverendo Linden hizo referencia a sus padres, que por decisión del parlamento holandés no pudieron asistir a la ceremonia y tampoco llegaron cuando su amigo el padre Braun participó en el servicio. Sin embargo, cuando sonó la música del bandoneón argentino con la pieza Adiós, Nonino , de Piazzola, no pudo contener por más tiempo sus sentimientos y dejó que las lágrimas recorrieran su rostro.

Añadir comentario

  • Esta es la opinión de los internautas, no la de hola.com
  • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes
  • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema
  • Por favor, céntrate en el tema
  • Por favor intenta escribir sin faltas de ortografía, antes de publicar un mensaje lo corregimos, si no tiene faltas es más posible que se publique
  • Escribir todo el mensaje en mayúsculas se interpreta como gritar, no publicamos mensajes escritos completamente en mayúsculas

Vídeos