Portada de hola.com, tu revista en internet

Comentar 01 FEBRERO 2002

La última boda real de Holanda: la princesa Beatriz y Claus von Amsberg

Ampliar
Los novios, en su carroza dorada, en un momento del emocionante cortejo 
Ampliar
Beatriz, es la primera reina holandesa que no contrajo matrimonio con un príncipe, gracias a una huelga de hambre de tres días 
La boda real entre la princesa heredera Beatriz y Claus von Ambsberg en 1966 fue la primera que se celebró en Amsterdam. Y, también, la primera que se retransmitió por televisión. La reina Beatriz Guillermina, doctorada en Filosofía y Letras, conservadora, temperamental, aficionada a la escultura, y, también, la soberana más rica de la Tierra. Casada, desde 1966 con el diplomático alemán, Claus, Beatriz, es la primera reina holandesa que no contrajo matrimonio con un príncipe, gracias a una huelga de hambre de tres días. La actual soberana es madre de: Guillermo, el heredero, Johann Friso y Constantino.

Fue aquella una jornada inolvidable, presidida por excepcionales medidas de seguridad y la enérgica exaltación de un pueblo que quería arropar a su princesa en un día tan importante.

Vestido nupcial, el secreto mejor guardado
El misterio del vestido, que luciría Beatriz de Holanda el día de su boda, fue descubierto pocas horas antes de la ceremonia. La Princesa llevaba un espectacular diseño, creación de una modista de su país. Un vestido de satén de seda francesa, con adornos de terciopelo, y un ramo de camelias blancas. La cola, que arrancaba desde la cintura , medía cinco metros de larga por dos metros y veinte de ancha. Un precioso traje que la princesa coronó con un velo corto de tul ilusión y una tiara de perlas y brillantes.

Después del paseo nupcial y el tradicional saludo de los novios desde el balcón del palacio real a la multitud congregada en la plaza Dam, los 236 invitados se trasladaron al comedor Orange del hotel Hilton donde, excepcionalmente -no había en palacio un salón con capacidad para tantos comensales-, se celebró la cena de gala que se prolongó durante dos horas. Se sirvió el siguiente menú: Delicias del Mar del Norte, acompañadas de un vino Voully Fuisse reserva 1962; Consomé a Estuagon y Selle de Veana, plato para el que sirvió un Chateau Bataille York Reserve 1959. De postre, Bienvenue holandesa.

Añadir comentario

  • Esta es la opinión de los internautas, no la de hola.com
  • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes
  • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema
  • Por favor, céntrate en el tema
  • Por favor intenta escribir sin faltas de ortografía, antes de publicar un mensaje lo corregimos, si no tiene faltas es más posible que se publique
  • Escribir todo el mensaje en mayúsculas se interpreta como gritar, no publicamos mensajes escritos completamente en mayúsculas

Vídeos