Comentar 15 OCTUBRE 2012

Anvaing, el castillo que vio crecer a Stéphanie de Lannoy

Después de dar el 'sí, quiero' al príncipe Guillermo de Luxemburgo, la condesa abandonará su casa para vivir con su marido en Colmar-Berg, la residencia oficial de los Grandes Duques de Luxemburgo

Como si de un castillo de cuento de hadas se trataste, el Castillo Anvaing, una espectacular construcción de estilo gótico-renacentista del siglo XVI, se erige en la comarca de Frasnes-lez-Anvaing, en la provincia de Henao (en francés, Hainaut), que se encuentra en la región de Valonia (en francés, Wallonie), en Bélgica. Rodeado de un lago, amplios jardines y majestuosas arboledas, el imponente castillo perteneció en un principio a la familia de Roubaix, pero después pasó a manos de la familia de la futura esposa del príncipe Guillermo de Luxemburgo, los Lannoy.

Originalmente, y hasta principios del siglo XIX, contaba sólo con dos niveles (la planta baja y un piso superior), sin embargo, en el año 1819 el conde François de Lannoy ordenó que se llevara a cabo una gran obra para modificar y ampliar la planta de arriba. Las cuatro torres situadas en las esquinas del castillo, coronadas con picas de hierro forjado, conservan el aspecto que tenían desde el siglo XVI. También destaca el amplio patio exterior, limitado por ambos lados por edificios anexos.

El 10 de mayo de 1940, Bélgica fue invadida por el ejército alemán. Bajo la presión de las filas que avanzaban y sin nada que pudiera hacer para impedirlo, el 28 de mayo de 1940 el rey Leopoldo III, que se encontraba apostado en el castillo Anvaing con sus tropas, se rindió después de 18 días de resistencia en el y se vió obligado a firmar un acuerdo para poner fin al enfrentamiento tras la batalla del río Lys.

El padre de Stéphanie, el conde Philippe de Lannoy, y su mujer, Alix della Faille de Leverghem, que falleció el pasado mes de agosto, residen desde hace años en este castillo que ha visto crecer a la futura esposa del príncipe Guillermo. Eso sí, después de casarse, la condesa vivirá con su marido en Colmar-Berg, la residencia oficial de los Grandes Duques de Luxemburgo.

Use las teclas derecha e izquierda para navegar por las fotos en la página

LA ENTRADA DEL CASTILLO: Influido por el romanticismo que inundó el mundo en el siglo XIX, el conde François de Lannoy quiso rodear el castillo de jardines, por lo que decidió plantar una gran variedad de especies vegetales que, hoy en día, forman un majestuoso paraje. 

UN CASTILLO CON HISTORIA: Rodeado de amplios jardines, majestuosas arboledas y un inmenso lago, el castillo perteneció en un principio a la familia de Roubaix, pero después pasó a manos de la familia de la futura esposa del príncipe Guillermo de Luxemburgo, los Lannoy. 

VISTA DE PÁJARO: Las cuatro torres situadas en las esquinas del castillo, coronadas con picas de hierro forjado, conservan el aspecto que tenían desde el siglo XVI. También destaca el amplio patio exterior, limitado por ambos lados por edificios anexos. 

SU HOGAR: El padre de Stéphanie, el conde Philippe de Lannoy, y su mujer, Alix della Faille de Leverghem, que falleció el pasado mes de agosto, residen desde hace años en este castillo que ha visto crecer a la futura esposa del príncipe Guillermo 

ESCENARIO BÉLICO: El 10 de mayo de 1940, Bélgica fue invadida por el ejército alemán. Bajo la presión de las filas que avanzaban y sin nada que pudiera hacer para impedirlo, el 28 de mayo de 1940 el rey Leopoldo III, que se encontraba apostado en el castillo Anvaing con sus tropas, se rindió después de 18 días de resistencia en el y se vió obligado a firmar un acuerdo para poner fin al enfrentamiento tras la batalla del río Lys. 

COMO UN CUENTO DE HADAS: El Castillo Anvaing, una espectacular construcción de estilo gótico-renacentista del siglo XVI, se erige en la comarca de Frasnes-lez-Anvaing, en la provincia de Henao (en francés, Hainaut), que se encuentra en la región de Valonia (en francés, Wallonie), en Bélgica. 

Añadir comentario

  • Esta es la opinión de los internautas, no la de hola.com
  • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes
  • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema
  • Por favor, céntrate en el tema
  • Por favor intenta escribir sin faltas de ortografía, antes de publicar un mensaje lo corregimos, si no tiene faltas es más posible que se publique
  • Escribir todo el mensaje en mayúsculas se interpreta como gritar, no publicamos mensajes escritos completamente en mayúsculas