Comentar 16 OCTUBRE 2012

Escenarios nupciales para una Boda Real de cuento

Uno de los días más importantes de la vida como es el de la boda no puede no tener los escenarios más bellos. Los novios de Luxemburgo vivirán el suyo en tres de los lugares más emblemáticos del Gran Ducado: se darán el sí, quiero por lo civil en el Ayuntamiento y por lo religioso en la Catedral de Nuestra Señora de Luxemburgo y celebrarán su unión arropados por la gran familia de la realeza en el Palacio Gran Ducal. Tres preciosos ejemplos arquitectónicos que harán justicia a una deliciosa Boda Real de cuento.

Use las teclas derecha e izquierda para navegar por las fotos en la página

AYUNTAMIENTO DE LUXEMBURGO, MARCO DE LA CEREMONIA CIVIL. El príncipe Guillermo y Stéphanie de Lannoy contraerán matrimonio por lo civil en este antiguo monasterio franciscano, que fue reformado profundamente en 1828 a 1838 por el arquitecto neoclasicista Justin Remont y reconvertido en ayuntamiento de la ciudad. Se trata de la sede del gobierno municipal y, debido a su localización en el centro de la villa, suele ser punto de recepción de mandatarios extranjeros. 

AYUNTAMIENTO DE LUXEMBURGO, MARCO DE LA CEREMONIA CIVIL. La escalinata de entrada al edificio donde la pareja real se convertirá en marido y mujer está decorada con dos esculturas de leones creadas por el artista luxemburgués Auguste Trémont.

 

AYUNTAMIENTO DE LUXEMBURGO, MARCO DE LA CEREMONIA CIVIL. Además del primer sí, quiero de los novios de Luxemburgo, este edificio ha sido escenario de momentos históricos de la Historia luxemburguesa, como la Asamblea Constituyente celebrada en sus salones en 1848 y que fructificaría en una nueva Carta Magna del pequeño país europeo. La vocación europeísta del Gran Ducado también ha dejado huella en el Ayuntamiento ya que en su sala principal se celebró en 1952 la primera reunión de la Comunidad Europea del Carbón y del Acero, germen de la actual Unión Europea. 

CATEDRAL DE NUESTRA SEÑORA DE LUXEMBURGO, MARCO DE LA CEREMONIA RELIGIOSA. El templo elegido por los novios reales se encuentra en el mismo corazón de la villa, y de la Familia Real luxemburguesa. La Catedral de Nuestra Señora es un importante lugar para los Grandes Duques y los Príncipes de Luxemburgo. Es aquí donde cada año se celebran la Octava y el Te Deum el Día Nacional, así como todas las festividades de la familia, como enlaces matrimoniales o ceremonias de subida al trono.
 

CATEDRAL DE NUESTRA SEÑORA DE LUXEMBURGO, MARCO DE LA CEREMONIA RELIGIOSA. La parte más antigua del edificio data del siglo XVII y originariamente era una iglesia jesuita diseñada por el arquitecto suizo Ulrich Job. Desde 1778, durante el mandato de la emperatriz María Teresa, este templo se convirtió en la iglesia de la capital luxemburguesa, y desde 1870 está considerada como catedral. 

CATEDRAL DE NUESTRA SEÑORA DE LUXEMBURGO, MARCO DE LA CEREMONIA RELIGIOSA. La catedral, cuya primera piedra se puso el 7 de mayo de 1613, constituye un bello ejemplo arquitectónico de estilo gótico tardío en el pequeño país, aunque el pórtico es renacentista. A finales del siglo XVIII, la iglesia recibió la imagen milagrosa de Maria Consolatrix Afflictorum (del latín, María, consuelo de los afigidos), la patrona de la ciudad y el ducado.

 

CATEDRAL DE NUESTRA SEÑORA DE LUXEMBURGO, MARCO DE LA CEREMONIA RELIGIOSA. A lo largo del siglo XX fue objeto de importantes ampliaciones y restauraciones, como las acometidas por el arquitecto Hubert Schumacher entre 1935 y 1938. En 1985 la Catedral fue víctima de un importante incendio que acabó con el campanario, lo que también ocasionó nuevas obras. 

PALACIO GRAN DUCAL, LUGAR DEL BANQUETE. Los novios de Luxemburgo celebrarán su banquete de bodas en palacio, la residencia oficial del gran duque Enrique y su familia. Este palacio, construido entre los siglos XVI y XVIII, con fachada renacentista y cierta influencia hispano-árabe, es también el espacio en el que normalmente se celebran las recepciones de Jefes de Estado extranjeros y las cenas de galas que se celebran con motivo de las visitas oficiales se desarrollan habitualmente en su fastuoso salón de baile. 

PALACIO GRAN DUCAL, LUGAR DEL BANQUETE. Durante la ocupación alemana en la Segunda Guerra Mundial, el palacio sufrió un importante deterioro por lo que en las décadas siguientes ha sido sometido a importantes tareas de renovación.

 

TODO LUXEMBURGO ESTARÁ DE BODA. El ambiente nupcial recorre palmo a palmo y de norte a sur el Gran Ducado. Todo el país está invitado a compartir con los novios su gran día y todo apunta a que habrá pleno de asistencia dada la infinidad de iniciativas que se han puesto en marcha para celebrar por todo lo alto la magna ocasión como muestra de alegría por la Boda Real del Heredero. 

LUXEMBURGO, ESCENARIO DE UNA BODA REAL DE CUENTO. Uno de los días más importantes de la vida como es el de la boda no puede no tener los escenarios más bellos. Los novios de Luxemburgo vivirán el suyo en tres de los lugares más emblemáticos del Gran Ducado (el Ayuntamiento, la Catedral de Nuestra Señora y el Palacio Gran Ducal), tres preciosos ejemplos arquitectónicos que harán justicia a esta deliciosa Boda Real de cuento
 

Añadir comentario

  • Esta es la opinión de los internautas, no la de hola.com
  • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes
  • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema
  • Por favor, céntrate en el tema
  • Por favor intenta escribir sin faltas de ortografía, antes de publicar un mensaje lo corregimos, si no tiene faltas es más posible que se publique
  • Escribir todo el mensaje en mayúsculas se interpreta como gritar, no publicamos mensajes escritos completamente en mayúsculas