Comentar 08 JUNIO 2013

¿Cómo han vestido las invitadas de la Boda Real de Magdalena de Suecia y Christopher O'Neill?

Con detalle, te analizamos las diferentes tendencias que pudieron verse durante la ceremonia religiosa, que tuvo lugar en la capilla del Palacio Real de Estocolmo

Llegó la Boda Real de la princesa Magdalena de Suecia y Christopher O’Neill. En la capilla del Palacio Real de Estocolmo, la pareja se ha dado el ‘sí, quiero’. Una ocasión en la que descubrimos a una de las novias más bellas y elegantes de los últimos años, gracias, sobre todo, a su vestido nupcial, diseñado por Valentino. No obstante, y como ya pudimos ver ayer durante la cena de gala previa a este día del enlace, las invitadas también tuvieron su particular capítulo en cuanto a moda se refiere. Y es que la sofisticación que marcó el acto fue más que patente. Pero ¿qué tendencias predominaron? Toma nota de este detallado 'dictado de estilo'.

Boda Real Suecia

Dominio del color azul, pero con matices
Se ha convertido en el color de la ceremonia. En diferentes tonalidades, el azul triunfó por todo lo alto. Eso sí, siempre con matices que le aproximaban a otras tonalidades. Por ejemplo, azul, pero casi morado, era el vestido de la modelo Vicky Andren –novia de Gustaf Magnusson, primo de la novia-; con detalles grises era el modelo de encaje elegido por la princesa Mette-Marit de Noruega y con luminosos reflejos verdosos, el vaporoso diseño de Tatiana de Grecia.

Pasteles

Tonalidades muy suaves
No obstante, en general, hubo un claro predominio de las tonalidades muy suaves. Los colores muy llamativos perdieron en esta ocasión la partida en pro de una delicadeza cromática que acogía los tonos pastel o ‘nude’ como colores  protagonistas. Seguidoras de esta tendencia, nos encontramos a Sofia Hellqvist, novia del príncipe Carlos Felipe de Suecia; a Marie de Dinamarca y a la princesa Marta Luisa de Noruega. Y, dentro de esta tendencia, ¿sabes qué tonos triunfaron? Toma nota: malva y rosa palo.

Hombros cubiertos

Hombros cubiertos
No, los hombros no tuvieron ningún protagonismo en esta ceremonia. Sin duda, al ser un acto religioso la gran mayoría optó por cubrirlos. Y hubo diversas formas de hacerlo: Con manga corta, como la Condesa de Wessex; con manga larga, como la reina Silvia de Suecia; con chales, como podíamos ver arriba a la modelo Vicky Andren, o con diseños tan originales como el de Charlene de Mónaco: manga larga transparente que se dispone como un chal delicadamente colocado sobre los hombros.

Detalles

Bordados
El encaje, tal y como has podido ir comprobando, se ha convertido en uno de los géneros de la velada. Y es que los diseños lisos no cautivaron a la gran mayoría. Dentro de esta tendencia, además, pudimos ver creaciones realzadas con brocados y bordados, por ejemplo, de ‘paillettes’ o cristales. Ejemplo de ello son las creaciones de Theodora de Grecia, Stephanie de Luxemburgo y la princesa Victoria de Suecia.

Estilo propio

Con estilo propio
Y, como era de esperar, muchas invitadas hicieron gala de un estilo propio muy diferenciado. Así, descubrimos la sobriedad en negro de Gela Nash, esposa del ex guitarrista de Duran Duran, John Taylor; la sorprendente apuesta por el color blanco de Marie Chantal de Grecia y el diseño de inspiración oriental de la princesa Mary de Dinamarca.

Coordinadas

Coordinadas
Son amigas de la novia y, viendo estas imágenes, bien podrían haberse puesto de acuerdo en cómo ir vestidas. Las tres, Louise Gottlieb, Katarina Von Horn y Andrea Engsall optaron por diseños velados en los que el encaje o los bordados fueron la tónica dominante.

null

El ‘Clutch’ o cartera de mano, el accesorio estrella
Ha sido, tal y como marca el protocolo, el accesorio por excelencia al que han recurrido todas las invitadas a la boda de la princesa Magdalena y Chris O’ Neill. Los mini-bolsos, bolsos-joya, ‘clutch’ o cartera de mano (con todos estos nombres podemos referirnos a este complemento), reúnen todo lo que una mujer puede desear: son elegantes, sofisticados y en ellos se pueden meter los básicos de belleza a los que recurrir en un momento dado, si es que necesitamos algún retoque.
En esta improvisada pasarela de moda, hemos podido comprobar la versatilidad de este tipo de accesorio, que se adapta a la perfección al ‘look’ que se haya elegido. Ha habido para todos los gustos, desde ‘clutch’ de material duro, como el que ha lucido, por ejemplo, la princesa Mette Marit; con incrustaciones metálicas, como el de Theodora, la esposa de Felipe de Grecia, piel y con asas, como el que ha llevado la elegante Charlene de Mónaco; pasando por las formas alargadas (la reina Silvia de Suecia), semicirculares o con forma geométrica, como el original ‘clutch’ que ha lucido Marie Chantal Miller. En definitiva, un accesorio perfecto que pone el toque final a un vestuario concebido para asistir a un evento especial. Merece también la pena destacar el hecho de que algunas invitadas, junto a la cartera de mano o ‘clutch’, han portado un fular, generalmente a tono con el vestido, también como un elegante complemento del ‘look’. Un ejemplo ha sido la princesa Marta Luisa de Noruega (que, incluso no ha llevado bolso) o Stephanie de Luxemburgo o Vicky Andren.




Añadir comentario

  • Esta es la opinión de los internautas, no la de hola.com
  • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes
  • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema
  • Por favor, céntrate en el tema
  • Por favor intenta escribir sin faltas de ortografía, antes de publicar un mensaje lo corregimos, si no tiene faltas es más posible que se publique
  • Escribir todo el mensaje en mayúsculas se interpreta como gritar, no publicamos mensajes escritos completamente en mayúsculas

© 2000-2014, HOLA S.L., Madrid – Miguel Ángel, 1 – 28010 – Madrid (España)