Comentar 19 MAYO 2013

Las amonestaciones prenupciales de Magdalena de Suecia y Chris O'Neill

Los novios, que el próximo 8 de junio se darán el 'sí, quiero' cumplieron con esta tradición centenaria en la Capilla del Palacio Real de Estocolmo, donde estuvieron acompañados por sus seres más queridos, algunos amigos y autoridades

null


La lectura de las amonestaciones ha sido una de las tradiciones centenarias con la que han cumplido Magdalena de Suecia y Chris O'Neill antes de darse el 'sí, quiero' el próximo 8 de junio. Los novios, que tuvieron que rellenar algunos formularios para completar el trámite, estuvieron acompañados en la Capilla del Palacio Real de Estocolmo por sus seres más queridos, algunos amigos y autoridades. El servicio fue oficiado por el obispo emérito y capellán del rey, Lars-Göran Lönnermark, el pastor de la Corte Real Michael Bjerkhagen y el capellán Staffan Eklund.

Como no podía ser de otra forma, en este día tan señalado para la novia no faltaron ni sus padres, los Reyes Carlos Gustavo y Silvia de Suecia, ni sus hermanos, la princesa Victoria, que acudió junto a su marido, y el príncipe Carlos Felipe, que llegó junto a su novia, Sofia Hellqvist. También vimos a algunas de las mejores amigas de Magdalena que no quisieron perderse la ceremonia, como es el caso de Louise Gottlieb, Katarina von Horn y Emma Pernald, también muy amiga de la Princesa y ex novia de su hermano, el príncipe Carlos Felipe. Por su parte, Chris estuvo arropado por su madre, Eva O'Neill


null


Una tradición centenaria
Esta costumbre, obligatoria desde el siglo XII hasta 1973, tenía como propósito natural evitar la poligamia. El motivo de las amonestaciones hoy es asegurarse de que la pareja consiente libremente en unirse en matrimonio, además de descartar cualquier impedimento legal, o de otra índole. De la investigación de dicho requisito legal se encarga la Agencia tributaria sueca. Actualmente los novios pueden, si lo desean, acordar con el párroco una fecha apropiada para publicar en la iglesia las amonestaciones y, desde 1973, eligen también iglesia para casarse.

A continuación, en el Salón de la princesa Sibila, en el Palacio Real, se celebró una recepción privada, a la que acudieron un centenar de personas: familiares y amigos de los prometidos, colegas de la princesa Magdalena en la Fundación Childhood para la que trabaja en Nueva York y algunas autoridades, como el Primer Ministro sueco, Fredrik Reinfeldt. La princesa Estelle no estuvo presente en la ceremonia religiosa, pero sí en la recepción, que se prolongó cerca de dos horas. Durante la misma, en la que se sirvió champán y aperitivos, los invitados a la boda aprovecharon para entregar sus regalos a la pareja. Según el diario Expressen, en la lista de regalos la pareja ha incluido objetos de diseño de las firmas suecas NK y Svenskt Tenn. El Gobierno sueco entregó a la pareja cuatro candelabros de latón plateado y con unas bolas de pórfido pulido de Blyberg (en la provincia de Dalarna), diseñados por el orfebre Sigurd Persson.





Christopher O'Neill renuncia a su título real
La Casa Real sueca ha hecho público un comunicado en el que confirma que el futuro marido de Magdalena no recibirá título real tras su enlace sino que seguirá siendo "un ciudadano de los Estados Unidos". "El Sr. Christopher O'Neill ha solicitado respetuosamente seguir siendo un ciudadano privado y no recibir un estatus real", recoge el comunicado publicado en la página web que han creado con motivo de la boda. Para que le fuera otorgado un título, la política de la familia real requiere tener la ciudadanía sueca y no tener un puesto de responsabilidad en los negocios, por lo que, a diferencia de la princesa Magdalena, Chris no llevará el título de Su Alteza Real el Príncipe de Suecia, ni el de Duque de Gestricia y Hälsingland.

En la web también han hecho público el monograma de la pareja, en el que se pueden ver sus iniciales "M" y "C" reflejadas como si fuera un espejo. El vestido de novia, el secreto mejor guardado, no será desvelado hasta el último momento, aunque todo apunta a que la hija pequeña de los reyes Carlos Gustavo y Silvia habría elegido a Valentino y, si sigue el protocolo nupcial, llevará el velo de las Reinas y princesas Bernadotte.

Con la lectura y publicación de las amonestaciones arranca oficialmente el programa de la boda real. Comienza la cuenta atrás...

Añadir comentario

  • Esta es la opinión de los internautas, no la de hola.com
  • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes
  • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema
  • Por favor, céntrate en el tema
  • Por favor intenta escribir sin faltas de ortografía, antes de publicar un mensaje lo corregimos, si no tiene faltas es más posible que se publique
  • Escribir todo el mensaje en mayúsculas se interpreta como gritar, no publicamos mensajes escritos completamente en mayúsculas

© 2000-2014, HOLA S.L., Madrid – Miguel Ángel, 1 – 28010 – Madrid (España)