Comentar 20 MAYO 2013

La Capilla del Palacio Real, escenario del 'sí, quiero' de Magdalena de Suecia y Chris O'Neill

Ha albergado cinco bodas reales desde su inauguración en 1754

VER GALERÍA

 

Dentro de unas semanas, Suecia volverá a ser escenario de una nueva Boda Real. La princesa Magdalena y su prometido, Chris O'Neill, se darán el sí, quiero el 8 de junio en la capilla del Palacio Real, la parroquia de la Corte, que está formada por los empleados de la Corte y sus familias, aunque todo el mundo es bienvenido a participar en las servicios religiosos de cada domingo y días festivos.
La actual capilla fue inaugurada en 1754 y desde entonces ha permanecido sin sufrir grandes cambios. Ocupa todo el ancho del ala sur de palacio. El suelo está hecho de mármol verde sueco y de mármol blanco italiano y fue colocado en 1751. Sobre el coro principal se ciernen dos genios alados (espíritus protectores) que llevan una banda con la inscripción "pro mundi vita" (por la vida del mundo). El grupo de genios y su correspondencia sobre la tribuna del órgano fueron realizados por Charles Guillaume Cousin. El hastial y las figuras en relieve ocupan casi todo el coro principal. El motivo es Jesús en Getsemaní.

Al norte del altar se encuentra el Coro Real, con entrada directa desde la planta que originalmente estaba dedicada al príncipe Gustavo (III). El púlpito está ricamente decorado, el predicador está rodeado por nubes, ángeles y cortinas volantes. La colocación del púlpito requirió un complicado trabajo que fue realizado entre 1748 y 1752. Las pinturas del techo son obra del pintor monumental principal de palacio, Guillaume Taraval. En el centro representa la ascensión de Cristo.

Decoración e inventario
Cuando el templo empezó a usarse, los zócalos estaban vacíos, aunque la intención era colocar allí esculturas. Las actuales estatuas de apóstoles de Hans Michelsen fueron regaladas a Gustavo VI Adolfo en 1968. Fue la reina Desideria la que costeó su realización durante la década de 1830 y entregadas a la iglesia católica de Santa Eugenia en Estocolmo. Durante las reformas de la zona sur de Norrmalm (barrio de Estocolmo) la comunidad de Santa Eugenia tuvo que abandonar su iglesia y las estatuas fueron entregadas a la Casa Real en recuerdo del apoyo a los católicos de las reinas Desideria y Josefina.

Los bancos fueron realizados entre 1695 y 1696 por los carpinteros Hans Herman Steyerwald y George Haupt. En la década de 1730, las puertas fueron usadas para una nueva decoración de los bancos en la iglesia de Riddarholm, donde se celebraban los oficios religiosos de la congregación de la corte a la espera de que finalizaran las obras en palacio. Sólo cuando la capilla de palacio recibió sus nuevos bancos en 1818 se devolvieron las puertas a su lugar de origen.

Historia
Desde los tiempos de Magnus Ladulå, a finales del siglo III, ha habido una capilla en el palacio de Estocolmo, predicadores propios y una parroquia propia que hoy en día recibe el nombre de parroquia o comunidad de la corte. La actual capilla de palacio es la tercera de la que tenemos conocimiento detallado. El ejemplo más antiguo de una capilla lo tenemos en el palacio Tre Kronor en 1284. Magnus Ladulås recibió entonces permiso del papa Martín IV para usar el ordenamiento de servicios religiosos de la curia romana en la capilla. Durante el tiempo de Juan III el palacio sufrió grandes cambios. A finales de la década de 1570, el rey se interesó más por la zona junto al patio exterior y en la parte noreste se erigió una capilla.

Durante buena parte del siglo VII, se usó la capilla de palacio de Juan III y la decoración fue modernizada de forma progresiva. Cuando Nicodemus Tessin El Joven recibió en 1690 de Carlos XI el encargo de realizar una reforma radical del palacio, el ala norte y su fachada hacia Norrmalm fueron la primera parte. De este modo, era difícil saltarse las altas vidrieras de la capilla, que no podían combinarse con una fachada de palacio simétrica. El resultado fue una nueva iglesia en el mismo lugar. De acuerdo con los planes de Tessin, Burchardt Precht realizó esculturas y relieves. Del techo se encargó Johan Sylvius y del estucado, el taller de Carlo Carove. Para las paredes del coro principal se encargaron dos pinturas monumentales a David Klöcker Ehrenstrahl. La capilla quedó lista para el Año Nuevo de 1697.

Sólo unos meses después, el 7 de mayo, ocurrió el incendio de palacio. Como otras partes de palacio, la capilla quedó completamente destruida, aunque se pudo salvar parte de la decoración, las puertas de los bancos, parte del altar y de las pinturas de Ehrenstrahl, que actualmente se encuentran en la capilla de palacio. Tras el incendio, se le encargó a Tessin diseñar un nuevo palacio tomando como punto de partida el ala norte, donde aún se podían usar los muros. Tessin eligió colocar la capilla y el Salón del reino a cada lado de la puerta de entrada en la zona sur del nuevo palacio. Así pudo extenderse el espacio del templo en dos naves y media, logrando una monumentalidad mayor de la que era posible en la antigua ubicación. La Familia Real se mudó al nuevo palacio un 7 de diciembre.

La capilla de palacio es la iglesia de la parroquia de la corte sueca y por ello también de la princesa Magdalena. Hasta ahora ha albergado cinco bodas reales desde su inauguración en 1754:

-Gustavo III y Sofía Magdalena de Dinamarca se casaron allí el 4 de noviembre de 1766. La ceremonia fue magnífica, el novio lució un traje especial de París hecho en tela plateada con bordado dorado, y la novia, un vestido hecho con 25 metros de bordado de plata.

-El duque Carlos XIII (hermano de Gustavo III) y Hedvig Elisabet Charlotta de Holstein Gottorp contrajeron matrimonio en la capilla palaciega el 7 de julio de 1774. La novia llegó a Estocolmo el día antes de la boda en la recién inaugurada barcaza de la orden de Wasa. El enlace fue por la noche y los novios lucieron trajes hechos de tela plateada.

-Gustavo VI Adolfo y Federica Dorotea Vilhelmina de Baden se prometieron amor eterno el 31 de octubre de 1797. Comparada con las de su padre Gustavo III y su tío Carlos XIII, la boda de Gustavo IV no fue tan espléndida. La llegada a Estocolmo de la novia fue discreta. A la boda sucedió el tradicional banquete en el Salón del Reino y un baile con antorchas.

- La princesa Luisa y el príncipe heredero Federico VII de Dinamarca se dieron el sí, quiero el 28 de julio de 1869 en la parroquia de la Corte. Fue la primera boda desde 1715 en la que se casaba una hija del rey. Dado que la anterior boda real había sucedido 19 años antes, este enlace recibió gran atención.

-La princesa Cristina y Tord Magnusson se casaron también en esta capilla el 15 de junio de 1974. Tras la muerte de Gustavo VI Adolfo en septiembre del año anterior, fue la primera vez en la que la Familia Real pudo celebrar y compartir su alegría con el pueblo sueco. Fue además la primera vez que se pudo seguir una Boda Real en Suecia en televisión en color.

Añadir comentario

  • Esta es la opinión de los internautas, no la de hola.com
  • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes
  • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema
  • Por favor, céntrate en el tema
  • Por favor intenta escribir sin faltas de ortografía, antes de publicar un mensaje lo corregimos, si no tiene faltas es más posible que se publique
  • Escribir todo el mensaje en mayúsculas se interpreta como gritar, no publicamos mensajes escritos completamente en mayúsculas

© 2000-2017, HOLA S.L., Madrid – Miguel Ángel, 1 – 28010 – Madrid (España)