Comentar 04 JUNIO 2013

Comienza la cuenta atrás para la boda de Magdalena de Suecia y Chris O'Neill

La Princesa no llevará el apellido de su marido después de casada ni él recibirá título real alguno tras su enlace

Magdalena de Suecia

 

Por fin nos encontramos en plena cuenta atrás deshojando las últimas páginas al calendario para asistir este sábado, 8 de junio, a la Boda Real de la princesa Magdalena y Chris O’Neill. Caen los últimos días, caen los últimos preparativos, caen las últimas incógnitas. Porque a medida que se acerca el momento soñado por los prometidos, nos llega una idea más clara de cómo será el gran día y de cómo veremos a la novia. Blanca, radiante y, todo apunta, de Valentino.

La princesa Magdalena ha elegido un vestido del diseñador italiano, siguiendo los pasos maternos de elegir a un gran modisto internacional, según informa hoy el diario sueco Expressen sin especificar sus fuentes. Parece que la princesa Magdalena, a diferencia de la princesa Victoria, ha preferido una aguja internacional, aunque durante la ceremonia de las amonestaciones previas, celebrada hace unas semanas, lució un vestido made in Sweden de Pär Engsheden, autor del vestido de novia de su hermana. La pasada primavera, la Princesa se dirigió a algunas de sus mejores amigas, como Louise Gottlieb y Emma Pernald, para pedirles consejo y asesoramiento para escoger el traje nupcial. Ellas se prestaron sin reservas. Según el rotativo sueco, las amigas viajaron a Milán y a París a causa del vestido, y representantes de la firma de moda italiana estuvieron también en Estocolmo.

Última cita prenupcial: Día Nacional de Suecia
También comenzamos a tener cristalino cómo será su vida de casados: muy parecida a la de ahora. La princesa Magdalena no será O´Neill. No llevará el apellido de su marido después de casada y seguirá llamándose Magdalena Teresa Amelia Josefina, según la solicitud que envió hace unas semanas a las autoridades suecas, según recogen hoy varios medios. "Es su decisión, no tengo ningún comentario", respondió a la prensa sueca Bertil Ternet, jefe de prensa de la Casa Real sueca. Expertos consultados por ese diario resaltaron lo infrecuente de la decisión de la princesa Magdalena, ya que otras princesas como sus tías, Birgitta y Margarita, sí que lo hicieron cuando se casaron. "Probablemente sea un modo de remarcar su cercanía con Suecia. Quiere mostrar que es una princesa sueca y pienso que lo hace de una forma graciosa", dijo Sten Hedman, experto en realeza, al rotativo Expressen.

Tampoco el futuro marido de la princesa Magdalena recibirá título real tras su enlace. Chris O'Neill seguirá siendo "un ciudadano de los Estados Unidos". "El Sr. Christopher O'Neill ha solicitado respetuosamente seguir siendo un ciudadano privado y no recibir un estatus real", recoge el comunicado publicado en la página web que han creado con motivo de la boda. Para que le fuera otorgado un título, la política de la Familia Real requiere tener la ciudadanía sueca y no tener un puesto de responsabilidad en los negocios, por lo que, a diferencia de la princesa Magdalena, Chris no llevará el título de Su Alteza Real el Príncipe de Suecia, ni el de Duque de Gestricia y Hälsingland. Antes de eso, cuatro últimos días de solteros y una última cita prenupcial con ocasión del Día Nacional de Suecia. Otra oportunidad de ver -este jueves- a los novios antes de su gran día para alegría de aquellos impacientes para los que esta cuenta atrás suponga una eternidad.

Añadir comentario

  • Esta es la opinión de los internautas, no la de hola.com
  • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes
  • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema
  • Por favor, céntrate en el tema
  • Por favor intenta escribir sin faltas de ortografía, antes de publicar un mensaje lo corregimos, si no tiene faltas es más posible que se publique
  • Escribir todo el mensaje en mayúsculas se interpreta como gritar, no publicamos mensajes escritos completamente en mayúsculas

© 2000-2014, HOLA S.L., Madrid – Miguel Ángel, 1 – 28010 – Madrid (España)