Comentar 29 MAYO 2006

El Príncipe Alberto y Charlene Wittstock, una relación que se consolida

Ampliar
El príncipe Alberto ha aprovechado la recepción del Club del Automóvil para presentar oficialmente a Charlene, la mujer que ha conquistado su corazón, a la sociedad monegasca
 
Ampliar
Los rumores de boda del príncipe Alberto y su novia, Charlenne Wittstock, se han disparado y han recorrido Mónaco (y el resto del mundo) de punta a punta. Las últimas apariciones públicas de la pareja en la corte monegasca han dado de sí como para que los medios de comunicación presagien un inminente anuncio de compromiso y vean definitivamente en la nadadora sudafricana a la nueva Grace de este pequeño gran reino de cuento.

Después de que se les fotografiara al príncipe Alberto y Charlene como dos espectadores enamorados en los Juegos Olímpicos de Invierno en Turín (Italia) y, más tarde, durante unas románticas e íntimas vacaciones en el archipiélago de las Maldivas, no se habían dejado ver juntos de nuevo, hasta la semana pasada que, por primera vez, aparecieron públicamente en el Principado. La pareja salió al balcón de un apartamento privado del soberano, desde donde, en compañía de otros amigos, presenció el V Gran Premio Histórico de Mónaco. Las continuas muestras de cariño que se prodigaron durante la competición pusieron de manifiesto que siguen felizmente enamorados y el hecho de que su reaparición haya sido en Mónaco se ha interpretado como un primer paso de la integración de Charlene a la vida social monegasca.

Pues bien, con los Grimaldi, ya se la ha visto plenamente integrada este mismo fin de semana. Charlene presenció ayer nuevamente desde el balcón el Gran Premio de Automovilismo, pero, esta vez, compartiendo risas, bromas y comentarios con su novio y su familia -la princesa Carolina y su esposo, Ernesto de Hannover; los sobrinos del príncipe Alberto, Andrea, Carlota y Pierre Casiraghi, y la novia inseparable de Andrea, Tatiana Santodomingo-. Y, a tenor de las imágenes, entre la nadadora y la Familia Principesca ha surgido pura química. Pero el soberano no sólo se ha conformado con el beneplácito familiar. El Príncipe tiene claro que se debe a los monegascos y que, por tanto, también es imprescindible la aprobación de sus conciudadanos. De manera que ha aprovechado la recepción del Club del Automóvil, posterior a las carreras, para presentar oficialmente a la sociedad monegasca la mujer que ha conquistado su corazón. Charlene Wittstock, muy elegante con un sencillo vestido negro de tirantes con abertura lateral, acudió del brazo de su príncipe y se sentó a su lado durante la velada. Él, atento, se encargó de presentarle a todas las personalidades asistentes y ella deslumbró como años antes hiciera la siempre admirada princesa Gracia.

Añadir comentario

  • Esta es la opinión de los internautas, no la de hola.com
  • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes
  • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema
  • Por favor, céntrate en el tema
  • Por favor intenta escribir sin faltas de ortografía, antes de publicar un mensaje lo corregimos, si no tiene faltas es más posible que se publique
  • Escribir todo el mensaje en mayúsculas se interpreta como gritar, no publicamos mensajes escritos completamente en mayúsculas

Recomendaciones

Twitter

    Ya en su quiosco

    PRÊT-À-PORTER Otoño-Invierno 2011-2012
    ¡Ya está a la venta! Una vez más, la revista ¡HOLA! nos da la oportunidad de conocer cuáles son las tendencias de la temporada con su número especial de moda ‘prêt-à-porter’ para otoño-invierno 2011-2012.