Comentar 20 JULIO 2006

Cinco razones que apuntan a que el príncipe Alberto y Charlene Wittstock se comprometerán oficialmente

Ampliar
Han pasado cinco años desde su primer encuentro, y aquella joven que descubrimos extrovertida, confiada, natural y libre a la hora de compartir sus emociones y experiencias, ya no tiene nada que ver con la nueva Charlene
 
Ampliar
Charlene es ahora una discreta aspirante a Princesa que ha “enmudecido” de repente y se ha vuelto casi invisible en los últimos meses
 
¿Nos sorprenderá el principado de Mónaco con una boda de cuento, pero esperada, muy esperada, en el transcurso de los próximos meses? Ciertos indicios nos hablan de la posibilidad de un "sí quiero" público entre el príncipe Alberto y Charlene Wittstock. El tiempo lo dirá...

Cambio de actitud rotundo
En el verano del año 2001, a la nadadora Charlene Wittstock no le importó describir con todo detalle cómo conoció al príncipe Alberto, cómo era el vestido que se compró para la primera cita –cena, baile, e intercambio de confidencias-, o que tomaron champaña en la parte trasera del Rolls-Royce. Y, por supuesto, no puso reparo alguno en contar a un periódico británico que durante esa misma noche, el Príncipe, entonces Heredero, le mostró los edificios históricos del Principado, el palacio de los Grimaldi, donde él vivía, y que la llevó a conocer su apartamento -tres dormitorios con vistas a Montecarlo-, donde uno de los ayudantes del actual Soberano les hizo café. Claro que, por aquel entonces, Charlene que, salía o estaba a punto de empezar su relación con un jugador de rugby, no se imaginaba que un día podría aparecer a los ojos del mundo como firme aspirante al papel de Princesa de Mónaco... En cuanto a Alberto, además de no estar preparado entonces para abandonar su soltería, tendría pendiente todavía vivir una gran historia de amor con la azafata Nicole Coste, la madre de su hijo.

Transcurridos algunos años, tampoco le importó a la deportista describir al Príncipe –desde las primeras citas, se habían encontrado en algunas ocasiones y se habían mantenido en contacto por teléfono y por e-mail- “como un hombre fantástico que me hace sentir como una reina" e incluso confesar a la revista Sport Illustrated que “la única vez que he sentido temblar las rodillas ha sido con él. Los hombres europeos saben tratar a las mujeres, y el príncipe Alberto tiene encanto y buenos modales. Es simplemente fantástico”. Han pasado cinco años desde su primer encuentro, y aquella joven que descubrimos extrovertida, confiada, natural y libre a la hora de compartir sus emociones y experiencias, ya no tiene nada que ver con la nueva Charlene. Ahora, una discreta aspirante a Princesa que ha “enmudecido” de repente y se ha vuelto casi invisible en los últimos meses. Un cambio de actitud radical que podría indicar que, si inicialmente la nadadora se tomó la relación con el príncipe Alberto como un juego de niños, desde hace algún tiempo está pensando en jugar a ser una princesa de verdad.

Más noticias sobre...

Añadir comentario

  • Esta es la opinión de los internautas, no la de hola.com
  • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes
  • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema
  • Por favor, céntrate en el tema
  • Por favor intenta escribir sin faltas de ortografía, antes de publicar un mensaje lo corregimos, si no tiene faltas es más posible que se publique
  • Escribir todo el mensaje en mayúsculas se interpreta como gritar, no publicamos mensajes escritos completamente en mayúsculas

Recomendaciones

Twitter

    Ya en su quiosco

    PRÊT-À-PORTER Otoño-Invierno 2011-2012
    ¡Ya está a la venta! Una vez más, la revista ¡HOLA! nos da la oportunidad de conocer cuáles son las tendencias de la temporada con su número especial de moda ‘prêt-à-porter’ para otoño-invierno 2011-2012.