Comentar 14 DICIEMBRE 2010

Sus primeras fotos románticas: amor en Maldivas

Alberto de Mónaco y Charlene Wittstock disfrutaron de unos días de vacaciones en un exclusivo resort en las Maldivas mientras prosiguen los rumores sobre un inminente anuncio de compromiso
 
Cuando todas las pruebas apuntan a que Príncipe Alberto de Mónaco ha encontrado en Charlene Lynette -rubia, alta (1,76) y ojos azules- una posible futura esposa, millones de personas han vuelto su mirada hacia el reino de los sueños. El reino que podría inaugurar en breve un nuevo capítulo de su historia anunciando la más esperada de las bodas principescas...

Alberto II se lo prometió a los ciudadanos de Mónaco nada más asumir el trono, y todo parece indicar que está dispuesto a cumplir con su palabra. De hecho, creen los monegascos que esta vez el Príncipe va completamente en serio y que Charlenne se convertirá en la nueva Grace del Principado. También, que no tendrán que esperar mucho tiempo para que el Soberano anuncie el compromiso que de oficializarse, podría hacerse coincidir con el Baile de la Rosa, que tendrá lugar a finales de marzo; o con el histórico 19 de abril, la fecha en la que sus padres celebrarían sus bodas de oro. “Aunque quién sabe -dice uno de los empleados de su gabinete de prensa- Alberto es muy reservado en sus asuntos sentimentales y siempre acaba sorprendiéndonos”.

El Príncipe y la sirena
El soberano monegasco y la campeona olímpica de natación se conocieron, según se cuenta, durante los Juegos Olímpicos de Sydney, en el 2000, cuando el Príncipe se acercó al podio de los triunfadores para entregarle un ramo de flores a la deportista, Charlene... Y no volvieron a encontrarse hasta un año después, en el mismo Principado, durante la celebración del "Mare Nostrum Tour". "¿Te acuerdas de mí?”, cuentan que le preguntó el entonces Príncipe heredero.

Claro que, por aquel entonces, los dos tenían pareja. Charlene salía, al parecer, con un deportista sudafricano y Alberto vivía en el más estricto secreto su romance con Nicole Coste, la azafata togolesa, madre de Alexandre, el niño que éste reconoció en julio de 2005, algunos meses después de la muerte del príncipe Raniero.

Aunque no se conoce a ciencia cierta la fecha en la que empezó el romance, sí se sabe que el pasado mes de agosto ambos pasaron unos días a bordo del Pachá III, el barco de Carolina de Mónaco. Asimismo, habría que señalar en este apartado de las “citas” que las pasadas Navidades, Alberto aprovecharía un viaje de Buena voluntad a Sudáfrica para conocer a la familia de su novia -emigrantes que dejaron Hamburgo para establecerse en la prometedora colonia británica Kaffraria, en Sudáfrica- tal y como han apuntado fuentes muy cercanas al príncipe reinante.

Añadir comentario

  • Esta es la opinión de los internautas, no la de hola.com
  • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes
  • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema
  • Por favor, céntrate en el tema
  • Por favor intenta escribir sin faltas de ortografía, antes de publicar un mensaje lo corregimos, si no tiene faltas es más posible que se publique
  • Escribir todo el mensaje en mayúsculas se interpreta como gritar, no publicamos mensajes escritos completamente en mayúsculas

Recomendaciones

Twitter

    Ya en su quiosco

    PRÊT-À-PORTER Otoño-Invierno 2011-2012
    ¡Ya está a la venta! Una vez más, la revista ¡HOLA! nos da la oportunidad de conocer cuáles son las tendencias de la temporada con su número especial de moda ‘prêt-à-porter’ para otoño-invierno 2011-2012.