Comentar 26 ENERO 2011

Charlene Wittstock ‘reina’ en la clausura del Festival de Circo de Montecarlo

La futura princesa ha vuelto a acompañar a Alberto de Mónaco, a su futura cuñada, la princesa Estefanía, y a su sobrina, Paulina, a una nueva edición del tradicional espectáculo, pero por primera vez intervino como un Grimaldi más y fue encargada de entregar uno de los premios circenses

VER GALERÍA

 

Ni los payasos, ni los trapecistas, ni los domadores, ni siquiera los demás Grimaldi asistentes robaron protagonismo a la futura princesa de Mónaco en la clausura del tradicional Festival del Circo, que se celebra desde hace 35 años en Montecarlo. Charlene Wittstock, que celebró su 33º cumpleaños en la carpa junto a su prometido, Alberto de Mónaco, a su futura cuñada, la princesa Estefanía, y a su sobrina política, Paulina Ducruet, eclipsó a todos por lo guapa y elegante que estaba –también ella muestra los primeros efectos de la metamorfosis nupcial que toda novia experimenta en los meses previos a su boda-, y porque por primera vez no asistía como acompañante sino como un miembro real más. Fue la encargada de entregar uno de los conocidos payasos de oro, plata y bronce, auténticos Oscar del arte circense, a la artista Valerie Inierte.



VER GALERÍA

 

Charlene Wittstock reinó como una verdadera princesa. Se aplicó para estar radiante en esta nueva aparición en el Festival de Circo, otra práctica de su futuro papel oficial como esposa del soberano monegasco. La prometida del príncipe Alberto, que fue obsequiada a su llegada con un ramo de flores, se decantó por el siempre elegante negro para su conjunto y, como únicos adornos, por unos enormes pendientes de brillantes. En cuanto al peinado, tan tanteado en las pruebas de novia, optó por llevar su media melena rubia, ondulada y semi recogida, que dejaba al descubierto sus facciones y resaltaba aún más sus chispeantes ojos azules y su sonrisa. El rostro de una mujer feliz y enamorada.

 

VER GALERÍA

 

Cuando los ojos se desviaban de Charlene Wittstok reparaban en la princesa Estefanía y su hija, Paulina, que a sus 16 años se ha convertido en toda una belleza. Madre e hija volvieron a mostrar la buena relación que hay entre ellas. Para la clausura, Estefanía de Mónaco optó por el negro y Paulina lució un moderno look con chaqueta jaspeada negra, camiseta blanca, un pantalón pitillo negro y unos altísimos zapatos de tacón con plataforma a tono. La elegancia del negro de las damas frente al colorido del circo.

Añadir comentario

  • Esta es la opinión de los internautas, no la de hola.com
  • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes
  • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema
  • Por favor, céntrate en el tema
  • Por favor intenta escribir sin faltas de ortografía, antes de publicar un mensaje lo corregimos, si no tiene faltas es más posible que se publique
  • Escribir todo el mensaje en mayúsculas se interpreta como gritar, no publicamos mensajes escritos completamente en mayúsculas

Recomendaciones

Twitter

    Ya en su quiosco

    PRÊT-À-PORTER Otoño-Invierno 2011-2012
    ¡Ya está a la venta! Una vez más, la revista ¡HOLA! nos da la oportunidad de conocer cuáles son las tendencias de la temporada con su número especial de moda ‘prêt-à-porter’ para otoño-invierno 2011-2012.