Portada de hola.com, tu revista en internet

Coronación Felipe VI
Comentar 22 MAYO 2004

La llegada de doña Letizia a La Almudena

Ampliar
Doña Letizia Ortiz avanza por La Almudena para encontrarse con el Príncipe de Asturias 
Ampliar
Doña Letizia Ortiz, del brazo de su padre, entra en el templo ante la expectación de todos los invitados 
Ampliar
Al mal tiempo buena cara, debió pensar doña Letizia a su llegada a la catedral 
Doña Letizia Ortiz no pudo recorrer el patio de la Armería a pie, como era su deseo. La lluvia que durante toda la mañana amenazó con hacer acto de presencia finalmente comenzó a caer una vez que el cortejo nupcial real hizo su entrada en el templo. Y esa lluvia impidió que doña Letizia caminara los 169 metros de alfombra granate que unían el Palacio Real con la puerta principal de la Catedral de Nuestra Señora de la Almudena del brazo de su padre, don Jesús Ortiz, precedida por los pajes y seguida por las damas de honor.

A las once y cinco minutos, doña Letizia salía del Palacio Real en un Rolls-Royce Phantom, el mismo en el que la infanta Cristina e Iñaki Urdangarín recorrieron las calles de Barcelona el día de su boda. El coche, en aquella ocasión descubierto, aparecía cubierto.

Doña Letizia entró en la catedral del brazo de su padre, precedida por los pajes y seguida por sus dos damas de honor, Ana Codorniu Álvarez de Toledo (familia del Príncipe) y Claudia González Ortiz, prima de la novia. Delante de ellos, iban los pajes que portaban entre los seis una guirnalda de flores. Los primeros, los cuatro nietos mayores de los Reyes, Felipe Juan de Marichalar y Borbón y Juan Valentín Urdangarín y Borbón, seguidos por Victoria Federica Marichalar y Borbón y Pablo Nicolás Urdangarín y Borbón tras ellos, Victoria López de Quesada, hija de Cristina de Borbón-Dos Sicilias y Pedro López de Quesada, y Carla Vigo Ortiz, única sobrina de doña Letizia. Estaba previsto que también Miguel Urdangarín y Borbón, hijo menor de la infanta Cristina, estuviera con los pajes, aunque finalmente, y seguramente debido a su corta edad, no acompañó a los otros miembros del cortejo. Todos ellos, al igual que las damas, vestían trajes de Lorenzo Caprile.

Las solemnes notas del Allegro del Concierto para organo y orquesta Opus 7 nº3 de Häendel sonaban mientras la novia hacía su entrada en el templo. Durante todo el recorrido, doña Letizia no apartó su mirada del príncipe Felipe que la esperaba frente al altar. Al llegar junto al altar, la novia se hizo la señal de la cruz y a continuación hizo una reverencia a los Reyes de España. Después, el Príncipe saludó dando la mano a don Jesús Ortiz y recibió con un beso a su novia.

Añadir comentario

  • Esta es la opinión de los internautas, no la de hola.com
  • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes
  • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema
  • Por favor, céntrate en el tema
  • Por favor intenta escribir sin faltas de ortografía, antes de publicar un mensaje lo corregimos, si no tiene faltas es más posible que se publique
  • Escribir todo el mensaje en mayúsculas se interpreta como gritar, no publicamos mensajes escritos completamente en mayúsculas

Vídeos