Comentar 04 MAYO 2011

Las curiosidades de la inolvidable boda real de los Duques de Cambridge

Un gusano de goma, el secreto del éxito de los retratos oficiales; una tiara nupcial inesperada, la gran sorpresa; unas fiestas populares sin fin, la celebración paralela...

  

VER GALERÍA

 

La boda real de los Duques de Cambridge se sirvió desde su anuncio hasta su celebración con todo lujo de detalles oficiales y oficiosos sobre lo que acontecería en el histórico enlace. Pero, como suele suceder, la realidad corrigió el boceto y la espontaneidad y la sorpresa, invitados de última hora, se colaron en ciertos momentos estelares.

Presencias inesperadas
Los tradicionales retratos oficiales de los recién casados contaron con un extra que mantuvo a la nieta de la duquesa de Cornualles sonriendo a cámara: un serpenteante gusano de juguete. El príncipe Harry compró esta miniatura especialmente para la ocasión, concretamente para entretener a Eliza Lopes y el resto de niños del grupo de pajes y damitas. Cuando la pequeña se asustó por el griterío en el trayecto de regreso de la abadía de Westminster al palacio de Buckingham, el príncipe entró en acción con el susodicho juguete. El truco funcionó tan bien que Eliza no se desprendió del gusano en ningún momento, ni siquiera en el momento de las fotografías oficiales. El invitado sorpresa salvó el posado.

Otros inesperados fueron la hermana Annaliese Brogden, una religiosa de la comunidad anglicana de Westminster, que hizo las delicias de los internautas al asistir a la ceremonia religiosa con zapatillas de deporte; las detalladas descripciones en la web oficial de la boda real de los atuendos y las joyas que lucieron para la ocasión los Middleton, pese a que no pertenecen a la familia real, y la doble cobertura informativa, para monárquicos (con todos los detalles del enlace) y para republicanos (sin una sola mención al mismo), que la publicación digital inglesa Guardian hizo el señalado 29 de abril. Los espontáneos ingleses marcaron también la ocasión. La celebración paralela de la boda real se sospechaba concurrida, pero la profusión de fiestas populares –callejeras y en locales- y el derroche de imaginación de los ciudadanos, que se vistieron de etiqueta con tocado y sombreros a la inglesa, que salieron de sus casas equipados hasta los dientes con recuerdos conmemorativos patrios, y que replicaron a la novia con mil y un vestidos nupciales, han hecho de este enlace real unas nupcias inolvidables.

 

VER GALERÍA

Los grandes ausentes
La tiara Spencer no coronó finalmente a la novia. Era la más especulada de todas: la gran apuesta de los expertos y la preferida de los lectores de hola.com con un total de 2.176 votos, porque con ella la esposa del príncipe Guillermo hubiera rendido un emotivo homenaje a la recordada lady Diana, que lució la misma diadema en su boda con Carlos de Inglaterra en 1981. Pero eligió, contra todo pronóstico, la tiara halo de Cartier para su boda, quizás con el fin de evitar que este día de tanta felicidad fuera empañado por la tristeza.  La pieza, elaborada por la firma de joyería Cartier en 1936, fue un regalo del duque de Kent, futuro rey Jorge VI, a su mujer, la duquesa, futura Reina Madre, quien se la cedió, a su vez, a su hija mayor, la reina Isabel, cuando cumplió 18 años. Tradicionalmente esta joya ha sido prestada a las damas reales hasta que reciben una propia como en el caso de la duquesa de Cambridge, la princesa Margarita (hasta que se hizo con la tiara Art Decó) y la princesa Ana (hasta que obtuvo la griega). La tiara Spencer no ha sido la única ausente. También han brillado por su ausencia una luna de miel inmediata a la boda y una apretada agenda oficial a su vuelta. Los recién casados se han conformado por el momento con un intenso fin de semana posboda en un destino desconocido de Reino Unido, tras el cual han regresado a su hogar en Anglesey para retomar sus respectivas ocupaciones privadas (el príncipe como piloto de rescate de RAF y la duquesa como ama de casa) hasta que dentro de dos años asuman su papel oficial.

Añadir comentario

  • Esta es la opinión de los internautas, no la de hola.com
  • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes
  • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema
  • Por favor, céntrate en el tema
  • Por favor intenta escribir sin faltas de ortografía, antes de publicar un mensaje lo corregimos, si no tiene faltas es más posible que se publique
  • Escribir todo el mensaje en mayúsculas se interpreta como gritar, no publicamos mensajes escritos completamente en mayúsculas