Comentar 20 MARZO 2011

La boda de Eduardo VII y la princesa Alexandra de Dinamarca

Preocupados por encontrar la esposa perfecta para su hijo, la reina Victoria y el príncipe Alberto tuvieron en cuenta a varias candidatas aunque finalmente la elegida fue la princesa Alexandra de Dinamarca, hija del príncipe Christian de Schleswig-Holstein-Sonderburg-Glücksburg y la princesa Luisa de Hesse-Kassel. De hecho, la relación entre ambas familias se remonta a muchos años atrás cuando en 1842 tuvo lugar un fallido compromiso precisamente entre la reina Victoria y Christian. Muchos historiadores y biógrafos definen a Alexandra como una joven encantadora, cariñosa y alegre. Además era una experta amazona y le apasionaba bailar. Sin duda, cumplía con creces con todos los requisitos que la Reina quería que tuviera la futura mujer de su hijo Eduardo.



El 14 de diciembre de 1861 el destino de Eduardo cambió de rumbo cuando falleció su padre, el príncipe Alberto. Sin embargo, su madre decidió seguir adelante con los preparativos de su compromiso y así, Eduardo VII contrajo matrimonio con la princesa Alexandra el 10 de marzo de 1863 en una ceremonia celebrada en la capilla de St. George del Castillo de Windsor y oficiada por Thomas Longley, arzobispo de Canterbury. Desde un principio la elección del lugar donde se dieron el ‘sí, quiero’ suscitó muchas críticas, ya que al estar situado fuera de Londres los invitados que viajaron desde el extranjero, en concreto los miembros de la familia de la novia, tuvieron muchos problemas para llegar y algunos decidieron anular su asistencia en el último momento. Además, la boda tampoco pudo celebrarse en todo su esplendor ya que la corte británica seguía de luto por el fallecimiento del padre de Eduardo.

Además de los novios, la otra gran protagonista del enlace fue la tiara Rundell, la diadema que Eduardo regaló a Alexandra para que llevara en este día tan especial y que se ha convertido en una de las más especiales de la historia británica. De hecho, es una de las que podía llevar Catherine Middleton en su boda con el príncipe Guillermo el próximo 29 de abril.



Su luna de miel transcurrió en Osborne House en la isla de Wight y la pareja tuvo seis hijos: Alberto Víctor, Jorge, Luisa, Victoria, Maud y Alejandro, que falleció a las pocas horas de su nacimiento. Alejandra sentía verdadera devoción por sus hijos y le costaba mucho separarse de ellos. Además, según recogen algunos libros de historia la señora Blackburn, la niñera principal de los pequeños, la princesa "se sentía en la gloria cuando podía correr hasta la habitación de los niños, ponerse un delantal de franela, bañarlos por sí misma y verlos dormir en sus pequeñas camas".



Eduardo VII ascendió al trono tras el fallecimiento de su madre, el 22 de enero de 1901, hasta su muerte el 6 de mayo de 1910, pero antes de convertirse en rey fue Príncipe de Gales durante más de 59 años y tuvo la distinción de ser el heredero aspirante al trono por más tiempo que ningún otro en la historia británica e inglesa. Aunque tuvieron un matrimonio feliz, lo cierto es que Eduardo no le prestó a su esposa toda la atención que ella deseaba y poco a poco se fueron distanciando. Además, se comentaba que el príncipe tuvo varias amantes porque no consiguió superar que Alexandra estuviera tanto tiempo enferma debido a la fiebre reumática que sufría y que en ocasiones no le permitía llevar una vida normal.

En el último año de su vida, Eduardo se vio involucrado en la crisis constitucional provocada por la negativa de la mayoría conservadora de los Lores para aprobar el presupuesto liberal de 1909. Así, medio de la tempestad política que sacudía a todo el país, el Rey cayó gravemente enfermo a finales de abril de 1910 y el 6 de mayo falleció de forma súbita.

Añadir comentario

  • Esta es la opinión de los internautas, no la de hola.com
  • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes
  • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema
  • Por favor, céntrate en el tema
  • Por favor intenta escribir sin faltas de ortografía, antes de publicar un mensaje lo corregimos, si no tiene faltas es más posible que se publique
  • Escribir todo el mensaje en mayúsculas se interpreta como gritar, no publicamos mensajes escritos completamente en mayúsculas