Comentar 07 ABRIL 2004

La presencia del príncipe Guillermo junto a su amiga Kate Middleton revoluciona a la prensa inglesa

Ampliar
Guillermo, compartiendo el mismo remonte con Kate, dirige una sonriente mirada a su amiga. No es ésta la primera vez que han sido vistos y fotografiados juntos.
 

Desde las gélidas laderas de la estación invernal suiza de Klosters hasta los pubs y clubes en Gran Bretaña, todos se hacían la misma pregunta: "¿Ha encontrado el príncipe Guillermo el primer amor?". Las especulaciones comenzaron después de que el hijo mayor del príncipe Carlos fuera fotografiado compartiendo unas vacaciones mientras esquiaba con Kate Middleton, una amiga y compañera de estudios en la Universidad de St. Andrews. Estas aparentemente inocentes fotos del príncipe disfrutando de un descanso con una chica guapa no agradaron a los funcionarios de palacio, porque contravenían un acuerdo con los medios de comunicación ingleses para dejar en paz al príncipe y a su grupo de amigos, después de que Guillermo y su padre accedieran a una sesión de fotos protocolaria en la cumbre de esas montañas sólo unos días antes. El periódico The Sun afirmó que este era el primer romance serio del príncipe, ignorando el hecho de que palacio había admitido unos dos años antes que el joven príncipe había estado involucrado con una chica llamada Arabella Musgrave, de veintiún años, que le conoció en el circuito de las competiciones de polo.

 

La amistad de Guillermo y Kate
Tras compartir alojamiento en St. Andrews junto a otros dos compañeros durante dos años y luego mudarse a una casa fuera de la ciudad junto con esas mismas dos personas, el periódico afirmó que recientemente la amistad de Guillermo y Kate se había convertido en un romance auténtico. Kate, se dijo incluso, había sido invitada a Highgrove, la residencia campestre del príncipe Carlos, en tres ocasiones. Y la gente empezó a preguntarse si la pareja era algo más que sólo buenos amigos. Para un príncipe que está obsesionado con no revelar el más mínimo detalle de su vida privada, eso pareció un comportamiento insólito. Después de todo, si el príncipe Guillermo ha aprendido una lección en sus veintiún años, ésta es proteger a sus novias de la dura prueba mediática que su madre soportó en su momento. ¿Realmente sometería él a una chica guapa como Kate, de su misma edad, a una prueba mediática similar a los horrores que soportaron las ex novias de su padre? Eso parece improbable, por no decir más.

Añadir comentario

  • Esta es la opinión de los internautas, no la de hola.com
  • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes
  • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema
  • Por favor, céntrate en el tema
  • Por favor intenta escribir sin faltas de ortografía, antes de publicar un mensaje lo corregimos, si no tiene faltas es más posible que se publique
  • Escribir todo el mensaje en mayúsculas se interpreta como gritar, no publicamos mensajes escritos completamente en mayúsculas