Comentar 19 NOVIEMBRE 2010

Todos los detalles de la 'romántica' proposición del príncipe Guillermo a Kate Middleton

La pareja pasó una noche en una cabaña en Kenia y Kate, que firmó el libro de visitas como Catherine Middleton, agradeció con su entusiasta mensaje "unas 24 horas maravillosas" y un ambiente "tan romántico"

Ampliar

El príncipe Guillermo pidió la mano a Kate Middleton en África, un continente al que considera su segunda casa.

 

Cuando llegó el momento de la verdad fue simplemente mágico. El príncipe Guillermo le propuso matrimonio el mes pasado a Kate Middleton y no dejó nada al azar para que aquel día del resto de su vida en común resultara inolvidable a su futura prometida. El segundo en la línea al trono de Inglaterra pidió la mano a su amor en un marco paradisíaco ante un solitario lago junto al Monte Kenia (en la imagen), la segunda montaña de África más alta.

Se cree que el príncipe Guillermo, piloto de RAF, sobrevoló con su novia el romántico enclave en un helicóptero que pidió prestado. Y allí, a más de 12.500 pies sobre el nivel del mar, con la preciosa estampa de los lagos Alice y Michaelson (sólo accesibles por helicóptero)  y como telón de fondo el espectacular Valle de la Ruptura ante sus ojos, se declaró.

Poco sorprendió que el hijo mayor del Príncipe de Gales pidiera matrimonio a Kate en el continente que considera su segunda casa y menos que fuera concretamente en Kenia, destino especial para toda la Familia Real. La abuela del príncipe Guillermo hizo historia también allí en 1952, cuando se enteró siendo una joven Princesa de que se había convertido en Reina. Isabel II permanecía en un campamento en Nyeri con su marido, el príncipe Felipe, cuando su padre, Jorge VI, falleció.

El Monte Kenia se encuentra próximo a Lewa Downs, una reserva natural en el norte de Nairobi, propiedad de la familia de Jecca Craig, amiga del príncipe Guillermo. El Príncipe pasó allí varios meses trabajando durante su año sabático tras Eton, y después vinieron otras vacaciones con Kate Middleton y con otros amigos… Esta vez la pareja pasó una sola noche de estancia en una cabaña masai llamada Il Ngwesi, pero la disfrutaron como mil y una noches.

Ambos escribieron entusiasmados en el libro de visitas después de su viaje. Kate agradeció "unas 24 horas maravillosas" y un ambiente "tan romántico". La joven detalló cómo la pareja celebró su compromiso a la luz de las velas, frente a un fuego vivo."Lamentablemente no encontramos peces, pero pasamos un rato divertido intentándolo. Me encantaron los cálidos fuegos y la luz de las velas… ¡Fue tan romántico! Espero regresar pronto". Kate, considerada la sucesora natural de la Reina de Corazones, la princesa Diana, firmó la nota como Catherine Middleton.

El príncipe Guillermo, que ha visitado el complejo varias veces ya, también firmó el libro de visitas. Bromeó acerca de cómo el frío puede conseguir la retirada de uno, cuando se encuentra a 10.500 pies de altitud en la segunda montaña más alta de África. Y concluyó la nota, que fechó el 20-21 de octubre de 2010, insistiendo en su intención de volver: "¡Tal diversión te obliga a regresar! ¡La próxima vez con más ropa! Cuidaos tan bien. ¡Gracias chicos! Nos vemos pronto, espero". Lo demás queda entre los enamorados y la sabana africana.

La semana que viene podrá disfrutar en la revista ¡Hola! de un amplio reportaje con todas las imágenes del lugar donde se alojaron el príncipe Guillermo y su prometida, Kate Middleton, y de los impresionantes parajes que lo rodean.

Añadir comentario

  • Esta es la opinión de los internautas, no la de hola.com
  • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes
  • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema
  • Por favor, céntrate en el tema
  • Por favor intenta escribir sin faltas de ortografía, antes de publicar un mensaje lo corregimos, si no tiene faltas es más posible que se publique
  • Escribir todo el mensaje en mayúsculas se interpreta como gritar, no publicamos mensajes escritos completamente en mayúsculas