Comentar 23 NOVIEMBRE 2010

Catherine: un nombre de Reina

Kate Middleton sucederá un día en el trono a Catherine de Valois, Catherine de Aragón, Catherine Howard, Catherine Parr y Catherine de Braganza, aunque con la esperanza de evitar sus infelices destinos

VER GALERÍA



Kate Middleton no tiene sangre azul, pero tiene todo el nombre de Reina: Catherine Elizabeth. De Elizabeth tenemos ejemplos recientes en el trono de Inglaterra, la Reina Madre y la actual reina Isabel II, bisabuela y abuela del príncipe Guillermo. Otra cuestión es Catherine, que obliga algunos a hacer memoria y a indagar en la historia de la Monarquía inglesa. Pero lo cierto es que hay varias. Kate se convertirá un día en la sexta Reina Catherine, aunque tratará de evitar, eso sí, los infelices destinos de casi todas sus antecesoras.

Catherine de Valois (1401-1437)
La primera Reina que comparte nombre con la prometida del príncipe Guillermo es Catherine de Valois, hija de Carlos IV y de Isabel de Baviera, que se casó con Enrique V en la catedral de Troyes en 1420. Fue Reina consorte durante sólo dos años antes de que falleciera su marido y le sucediera en el trono su hijo, Enrique VI, de nueve meses. Cuando Catherine murió en 1437 fue enterrada en la abadía de Westminster, pero su ataúd fue abierto accidentalmente en tiempos de los Tudor y durante cientos de años su cadáver fue un macabro reclamo turístico hasta que finalmente fuera enterrado de nuevo por los victorianos.

Catherine de Aragón (1485-1536)
La tres Catherine siguientes tienen en común, además del nombre, el peligroso privilegio de haber sido esposas de Enrique VIII. Encabeza el terceto Catherine de Aragón, hija de Fernando II de Aragón y de Isabel I de Castilla, que se convirtió en la primera esposa del rey Enrique en 1509. Después de 24 años matrimonio maldecido por los nacimientos de niños muertos y las muertes tempranas de varios hijos, Enrique VIII desesperado quiso anular su matrimonio y cuando el Papa se negó a dar su consentimiento se separó de Roma y fundó la Iglesia anglicana.

Catherine Howard (1522?-1542)
Catherine de Aragón evitó por lo menos el destino de su tocaya, Catherine Howard, que fue decapitada en 1542, tras dos años de matrimonio con Enrique VIII, acusada de adulterio.

La bella adolescente Catherine, sobrina del Duque de Norfolk, prima por vía paterna de Ana Bolena y dama de compañía de la cuarta esposa del rey Enrique, la reina Ana de Cleves, captó en seguida la atención del maduro monarca. Dos meses como amantes y el Rey resolvió en el plazo de tres semanas su matrimonio con la reina Ana y su enlace con Catherine Howard en el palacio de Oatlands, en Surrey. Pero la joven no resultó ser la Reina virtuosa que Enrique VIII esperaba y, tras tener noticias (y pruebas) de sus escarceos amorosos, fue sentenciada a morir.

Catherine Parr (1512-1548)
Le sucedió Catherine Parr, que se casó con el rey Enrique en 1543 y fue Reina consorte hasta la muerte del monarca en 1547. Enrique VIII se encaprichó de ella nada más conocerla, cuando Catherine fue a pedirle que indultara a la mujer de su hermano, acusada de adulterio, y se vio obligada a aceptar su proposición de matrimonio.

Catherine de Braganza (1638-1705)
Tampoco la quinta Catherine lo tuvo fácil. Catherine de Braganza, hija del rey Jean IV, restaurador de la independencia de Portugal, se casó mediante poderes con Carlos II de Inglaterra el 23 de abril de 1662 en Lisboa y se convirtió como su esposa en Reina Consorte de Inglaterra, Escocia e Irlanda. La corona portuguesa cedió al país anglosajón la ciudad de Tánger, en Marruecos, y la isla de Bombay, en India, pero semejante dote no evitó una fría acogida.

Catherine no fue una Reina particularmente popular: por ser católica (en lugar de anglicana), por sus dificultades con el idioma y por sus embarazos fallidos. La esposa del rey Carlos II nunca pudo darle un heredero (sus tres gestaciones terminaron en abortos) y su posición se hizo más difícil a medida que trascendían las infidelidades del Rey y su paternidad de varios hijos ilegítimos. Si no por su popularidad, Catherine de Braganza será recordada en Inglaterra por haber introducido la costumbre de tomar el té.

Kate Middleton sucederá en el trono de Inglaterra a estas cinco reinas Catherine, pero confiamos en que no comparta destino con sus predecesoras y que, como en los cuentos de hadas, los futuros reyes Guillermo y Catherine sean felices y coman perdices.

Añadir comentario

  • Esta es la opinión de los internautas, no la de hola.com
  • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes
  • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema
  • Por favor, céntrate en el tema
  • Por favor intenta escribir sin faltas de ortografía, antes de publicar un mensaje lo corregimos, si no tiene faltas es más posible que se publique
  • Escribir todo el mensaje en mayúsculas se interpreta como gritar, no publicamos mensajes escritos completamente en mayúsculas