Comentar 06 DICIEMBRE 2010

Kate Middleton: de niña a princesa

La prometida de Guillermo de Inglaterra tuvo una infancia muy feliz aunque en su adolescencia vivió varios acontecimientos que hicieron que se convirtiera en una muchacha triste e insegura

Kate Middleton


Nadie podía imaginar que esta niña de graciosa sonrisa y pelo revuelto llegaría a convertirse en la futura princesa de Inglaterra. En esta instantánea, Kate Middleton tenía 10 años y posaba así de feliz junto a sus compañeros de clase del colegio británico St. Andrews.

La prometida del príncipe Guillermo nació el 9 de enero de 1982. Era un precioso bebé gordito de pelo muy moreno que llenó de felicidad a sus jóvenes padres, Carole y Michael, que se enamoraron cuando ella era azafata de la misma compañía aérea en la que él pilotaba. Un año más tarde, vino al mundo la segunda hija de los Middleton, Pippa, y Kate dejó de ser la princesita de su hogar. En ese momento, la familia vivía en una sencilla casa en el condado de Berkshire y sus vecinos recuerdan a Carole y a Michael como “una pareja muy agradable” que “siempre nos saludaban y se paraban a hablar con nosotros”.

Cuando Kate cumplió cuatro añitos comenzó su educación en una escuela pública llamada Bradfield Church of England Primary School situada muy cerca de su casa y a la que asistían la mayoría de los niños que vivían en esa zona residencial.

En 1987 nació James Williams, el nuevo compañero de juegos de Kate y Pippa, y los Middleton decidieron crear su propio negocio: Party Pices dedicado a la celebración de fiestas infantiles. Fue Carole quien puso todo el empeño en que este proyecto saliera adelante y cuando sus hijos iban a los cumpleaños de sus amigos siempre envía con ellos un catálogo de la empresa para que sus madres conocieran el negocio familiar.

Dos años después, Party Pices se consolidó y los Middleton decidieron enviar a sus hijos al colegio británico St. Andrews. En él, Kate destacó por ser una niña muy aplicada y estudiosa y recibió numerosas condecoraciones por su brillante trayectoria. También destacó por ser una gran deportista. La prometida del príncipe Guillermo formó parte del equipo femenino de hockey y natación del colegio.


Kate Middleton

La vida de Kate era maravillosa en esta época. Tenía muchos amigos, su expediente académico era magnífico, le encantaba bailar, formaba parte de un grupo juvenil exclusivamente para chicas con el que cada verano iba de campamento... Incluso participó en una obra de teatro en la que representaba a una joven cuyo sueño era conocer a un apuesto caballero que se casara con ella. Y casualidades del destino el apuesto caballero de la obra de teatro era un príncipe que se llamaba Guillermo.

Pero en 1995 sus padres decidieron mudarse a la localidad de Bucklebury y Kate se convirtió en una muchacha triste. No consiguió integrarse en su nuevo colegio y cuando sus notas comenzaron a bajar, los Middleton decidieron matricularla en uno de los colegios públicos más prestigiosos del país. Kate llegó a Marlborough en abril de 1996. Era una joven tímida que intentaba pasar desapercibida, según recuerda Jessica Hay, la primera alumna de este colegio que se hizo su amiga.

”El primer día le ayudé a subir su maleta a la habitación y cené con ella porque estaba muy nerviosa”, explica. Gemma Williamson, otra compañera, enseguida notó que Kate había tenido problemas en su anterior colegio: “Estaba excesivamente delgada, pálida y no se sentía segura de sí misma. Apenas socializaba con el resto de chicas del colegio. Únicamente iba a clase y se encerraba en su habitación a estudiar”.

Pero con el tiempo, y la ayuda de sus dos amigas, Kate comenzó a disfrutar de esta nueva etapa de su vida. “Se convirtió en una joven bellísima, encantadora, de esbelta figura y muy femenina. Renovó su armario y aunque casi siempre llevaba vaqueros y jerseys desprendía un gran estilo”, señala Gemma en una entrevista concedida a la revista Hello!

Kate Middleton y Guillermo de Inglaterra

Convertida en una atractiva joven, Kate se matriculó en Historia en la Universidad de St. Andrews donde conoció al príncipe Guillermo. Los jóvenes tenían una amiga en común lo que provocó que pronto comenzaran a relacionarse en los mismos círculos sociales. Aunque tuvieron que pasar más de seis meses para que Guillermo confesara a uno de sus mejores amigos, Fergus Boyd, que se sentía atraído por Kate. Era septiembre de 2002 y, por entonces, los futuros reyes de Inglaterra ya quedaban para estudiar juntos. La complicidad entre ellos fue creciendo y fue en la primavera de 2004 cuando se hizo público su noviazgo.

Seis años después, todos los ojos están puestos en Kate Middleton que se convertirá, el 29 de abril del próximo año, en la primera plebeya que se casa con un futuro rey de Inglaterra en 350 años.

Añadir comentario

  • Esta es la opinión de los internautas, no la de hola.com
  • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes
  • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema
  • Por favor, céntrate en el tema
  • Por favor intenta escribir sin faltas de ortografía, antes de publicar un mensaje lo corregimos, si no tiene faltas es más posible que se publique
  • Escribir todo el mensaje en mayúsculas se interpreta como gritar, no publicamos mensajes escritos completamente en mayúsculas