Comentar 24 NOVIEMBRE 2010

La Boda Real del príncipe Guillermo y Kate Middleton será un acontecimiento de 'semiestado'

Se preparan grandes celebraciones populares en abril con motivo del enlace

VER GALERÍA

 

No será una Boda Real de Estado (porque Guillermo de Inglaterra es segundo en la línea al trono), pero casi. El enlace del heredero del Heredero será un acontecimiento de semiestado con toda la pompa, tradición y protocolo de las nupcias reales y, como es natural y esperan sus admiradores, los Windsor tirarán palacio por la ventana. "Sabemos que el mundo entero estará pendiente el 29 de abril de los novios reales y ellos consideran que deben hacer de su boda una ocasión típicamente inglesa… Un ejemplo clásico de lo que Reino Unido sabe hacer. La pareja tiene muy claro que quiere compartir con todos su gran día, así que será una celebración para la nación y el Reino".

Se preparan con tal motivo grandes celebraciones populares. Los asistentes reales aseguran que la pareja quiere celebrar una gran fiesta con pantallas de televisión gigantes en parques y puntos claves de la ciudad para que todo el país pueda disfrutar del feliz acontecimiento. Cheryl Cole y el rapero Dizzee Rascal encabezarán probablemente la lista de estrellas de un macro concierto conmemorativo, que posiblemente se celebre abril en Hyde Park. "Cheryl es actualmente una de las cantantes inglesas más importantes de Reino Unido y una de las favoritas de los novios" y el Príncipe se sabe las letras de las canciones de Dizzee Rascal. Pero no sólo eso. El príncipe Guillermo y Kate Middleton planean también invitar a 100 conciudadanos al azar a su boda. La pareja desea que los ingleses se impliquen profundamente en las celebraciones nupciales y consideran una magnífica idea seleccionar a un centenar para que vivan de lleno su gran día. “Los novios quieren que sus compatriotas se involucren en un nivel más profundo que simplemente participando en las fiestas populares”, reveló una fuente cercana al comité organizador del Palacio de St James. Los más afortunados podrán contar un día a sus nietos que alternaron con la realeza y con líderes mundiales como el Presidente de Estados Unidos, Barack Obama, en la recepción que se celebrará supuestamente en el palacio de Buckingham. Serán la envidia de todos.

 



Los Middleton también costearán la boda
La Reina y el príncipe Carlos correrán con la mayor parte de los gastos de la Boda Real, pero los Middleton no se escaquearán y costearán el enlace –incluido el servicio, la música, las flores, la decoración, las recepciones y la luna de miel de los novios- junto a la Familia Real. Los padres de Kate Middleton se harán cargo de algún gasto concreto, bien el vestido de la novia, bien la tarta nupcial de varios pisos para el gran día…, pero deberán rascarse igualmente los bolsillos. Los organizadores de las bodas más exclusivas calculan que el coste del pastel o de los pasteles nupciales para aproximadamente los 2.000 comensales invitados al banquete podría elevarse a los 60.000 euros; que el precio del vestido de novia ascenderá por lo menos a los 50.000 euros, y que el importe de las flores para decorar la abadía de Westminster y el palacio de Buckingham podrían alcanzar los 500.000 euros.

Hay otros ejemplos de contribuciones a la financiación de la Boda Real por parte de la familia de la novia. Sin ir más lejos cuando Diana contrajo matrimonio con el Príncipe de Gales, su padre, el Conde Spencer, abonó el traje nupcial que entonces costó alrededor de los 10.000 euros y que hoy ascendería a los 30.000. Se cree en cambio que las familias más humildes de Sophie Rhys-Jones, que se casó con el príncipe Eduardo, y de Sarah Ferguson, que se casó con el príncipe Andrés, no participaron en los costes. “La familia de Middleton se ha mostrado en todo momento extremadamente generosa. Están muy muy dispuestos a contribuir”, declaró un asistente de palacio. Otra fuente cercana al entorno real aclaró que la iniciativa fue de los Middleton: “Se ofrecieron ellos y su propuesta fue recibida con enorme gratitud. Las recepciones las sufragarán probablemente el Príncipe de Gales, la Reina o ambos, pero tampoco se descarta la contribución de los Middleton”. La idea de asumir todos los gastos entre ambas familias, siguiendo los precedentes de la boda de la Reina y el Duque Edimburgo en 1947 y las nupcias del príncipe Carlos y la princesa Diana en 1981, es cargar lo menos posible (especialmente en estos tiempos de crisis) al contribuyente, que deberá asumir el coste del enorme dispositivo de seguridad que se calcula en torno a los 15 millones de euros.

Añadir comentario

  • Esta es la opinión de los internautas, no la de hola.com
  • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes
  • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema
  • Por favor, céntrate en el tema
  • Por favor intenta escribir sin faltas de ortografía, antes de publicar un mensaje lo corregimos, si no tiene faltas es más posible que se publique
  • Escribir todo el mensaje en mayúsculas se interpreta como gritar, no publicamos mensajes escritos completamente en mayúsculas