Comentar 24 ENERO 2011

Guillermo de Inglaterra y Catherine Middleton vivirán tras su boda en una casa de campo

La residencia campestre consta de dos pisos y cuenta con un gran comedor, seis dormitorios, cinco baños y un vestidor y está rodeada por un enorme jardín

Guillermo de Inglaterra y Catherine Middleton iniciarán su vida de casados en el norte de Gales. Vivirán sus primeros años de matrimonio en la romántica isla de Anglesey, donde hace ya más de medio año la pareja se instaló provisionalmente en una casa de fachada blanca de alquiler, con el fin de estar juntos y de que el Príncipe pudiera seguir atendiendo sus obligaciones en el Ejército, ya que se encuentra muy cerca de RAF Valley, donde el heredero del Heredero está destinado como piloto de helicóptero de búsqueda y rescate.

 

VER GALERÍA

 

La nueva vida de Catherine Middleton en esta pequeña ciudad costera se encuentra a años luz de la acostumbrada por la joven en Chelsea, el barrio más chic, elegante y elitista de la capital inglesa. Ha renunciado a las exclusivas firmas de moda, las fiestas de sociedad y las grandes avenidas por pequeños comercios, una reducida oferta de ocio y sus angostas calles. Pero la pareja se ha adaptado rápidamente. No sólo parece que al príncipe Guillermo y la futura princesa no les costará vivir unos años alejados de la agitación londinense, sino que disfrutan al máximo de su privacidad en dicha localidad, donde hacen vida de pareja como dos vecinos más. Ya se les ha visto acudiendo al supermercado de Holyhead, la ciudad más cercana a la RAF Valley, para realizar la compra semanal y como cualquier pareja de enamorados llenando el carrito de productos de uso diario. Una imagen que se convertirá en algo habitual durante los próximos años.

Su hogar conyugal cuando no se encuentren en Gales será una casa de campo propiedad del príncipe Carlos, que se encuentra en Harewood Park, en el condado de Herefordshire. La residencia, completamente restaurada y equipada con la última tecnología ecológica, consta de dos pisos y cuenta con un gran comedor, seis dormitorios, cinco baños y un vestidor. Como la mayoría de las fincas campestres inglesas, el complejo, valorado en siete millones y medio de euros, tiene capilla propia, establos, una granja, un invernadero y un enorme jardín.

 

VER GALERÍA

 

La vida de palaciega deberá esperar, pero no les faltará oferta cuando llegue el momento de decidir palacio. Unos apuntan que dispondrán un apartamento en Clarence House (Londres), domicilio actual del príncipe Carlos y la Duquesa de Cornualles; otros que se mudarán al palacio de Kensington, antigua residencia de la princesa Diana, y hay quien asegura que la reina Isabel ha ofrecido a su nieto y a su prometida la posibilidad de vivir con ella en el palacio de Buckingham. De aceptar el ofrecimiento, los recién casados coincidirían con la Reina y el Duque de Edimburgo de lunes a jueves, pero los fines de semana serían sus únicos inquilinos. No parece probable esta opción, ya que “el príncipe Guillermo está decidido a hacer vida normal tras su boda”, en su caso algunos apuestan por un apartamento en el palacio de St. James. Casado, casa quiere y los novios reales tendrán de sobra donde elegir.

Añadir comentario

  • Esta es la opinión de los internautas, no la de hola.com
  • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes
  • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema
  • Por favor, céntrate en el tema
  • Por favor intenta escribir sin faltas de ortografía, antes de publicar un mensaje lo corregimos, si no tiene faltas es más posible que se publique
  • Escribir todo el mensaje en mayúsculas se interpreta como gritar, no publicamos mensajes escritos completamente en mayúsculas