Comentar 28 ABRIL 2011

La reina y los príncipes de Asturias, Guillermo y Máxima de Holanda, David y Victoria Beckham... llegan a Londres para asistir a la boda real

VER GALERÍA

 

Poco a poco van llegando a Londres, engalanado al máximo para la ocasión, los invitados a la boda real inglesa. La reina Sofía y los príncipes Felipe y Letizia han aterrizado hoy en la base aérea de Norfolk (Inglaterra) para asistir en la capital británica a los actos programados con motivo del enlace del príncipe Guillermo y Catherine Middleton que se celebra mañana viernes. La soberana y los príncipes de Asturias, que se hospedan en hoteles diferentes durante su estancia en la ciudad, en el Claridges y en el Hilton Park Lane, por motivos de organización, ya ocupan sus respectivas habitaciones en las que, no obstante, permanecerán poco tiempo debido a la apretada agenda preparada para estos días. Los tres, que harán una donación benéfica como regalo de bodas, asistirán esta misma noche a la primera gran celebración nupcial: una cena previa que se ofrecerá en el exclusivo hotel Mandarin Oriental y a la que asistirán también el resto de invitados reales. Tras la ceremonia, estarán además en el almuerzo ofrecido por la reina Isabel II, por lo que no podrán comer con su hija pequeña, la infanta Sofía, que precisamente mañana día 29 cumple cuatro años.

La expectación gira ya, como ocurre en cada evento de la realeza, en torno al traje que elegirán las damas reales para sus diferentes compromisos en Londres. Doña Letizia será, junto a otras de las princesas herederas invitadas a la boda, una de las más observadas. ¿Cuál será el diseño que lucirá en la cena de esta noche? ¿Y mañana en la abadía de Westminster? Habrá que esperar aún unas horas para desvelar el misterio, pero las primeras informaciones que han trascencido al respecto son que tanto la reina Sofía como la princesa de Asturias han confiado en sus diseñadores de cabecera, Margarita Nuez y Felipe Varela, respectivamente; que la reina llevará esta noche un modelo en color marrón, mientrás la princesa Letizia vestirá de largo y el príncipe, de esmoquin, y que el gran día del príncipe Guillermo y Catherine Middleton ambas damas vestirán de corto y, como guiño al país de deslumbrantes, originales, inverosímiles y, a veces, irreverentes sombreros, lucirán tocado, mientras que el príncipe Felipe llevará el uniforme de gala de la Armada correspondiente a su grado, capitán de fragata, sobre el que llevará distintas condecoraciones.

 

VER GALERÍA

 

El goteo de invitados al enlace en la capital británica es constante. Guillermo y Máxima de Holanda son otros de los miembros de la realeza que ya se encuentran en la ciudad británica. Los herederos al trono de los Países Bajos llegaron sonrientes al hotel Mandarin Oriental, donde permanecerán hasta mañana por la noche, momento de su regreso a casa para llegar a tiempo a los festejos del Día de la Reina, que se celebrarán el próximo sábado. La princesa Máxima lució para su viaje a Londres un vestido coral, color de moda de esta temporada, que combinó con complementos en cuero (bolso cartera y zapatos). Completaban su look unas maxi gafas de sol, un collar babero con cuentas a dos tonos (negro y coral) y una gabardina de corte inglés, estilo burberry, bajo el brazo por si las temidas lluvias hacían acto de presencia. No solo los miembros de la realeza invaden a estas horas la ciudad, también desembarcan conocidas celebridades como David y Victoria Beckham. El matrimonio, que ha hecho amistad con los novios reales por sus respectivos vínculos con el fútbol y la moda (el príncipe Guillermo es presidente de la Asociación de fútbol y presentó con el jugador la frustrada candidatura de Inglaterra para el Mundial de 2018, mientras que Catherine Middleton pidió una selección de los diseños de Victoria para sus próximos compromisos públicos), twitteó a su llegada: "Toda la ciudad de Londres está preciosa. Estamos muy orgullosos de ser británicos".

Todos se sienten hoy más patrióticos que ayer. Y se sentirán más aún mañana. Cada vez son más las personas que toman posiciones en los alrededores de Westminster y en otros puntos del recorrido y es que todo esfuerzo, incluso pasar unas noches a la intemperie, es poco para ver de cerca a los novios o a los invitados más ilustres. La ciudad está tomada además por los equipos de seguridad, un fuerte y numeroso dispositivo que inspecciona cada rincón de las calles para que no haya ningún sobresalto y que todo salga como está previsto.

 

VER GALERÍA

Añadir comentario

  • Esta es la opinión de los internautas, no la de hola.com
  • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes
  • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema
  • Por favor, céntrate en el tema
  • Por favor intenta escribir sin faltas de ortografía, antes de publicar un mensaje lo corregimos, si no tiene faltas es más posible que se publique
  • Escribir todo el mensaje en mayúsculas se interpreta como gritar, no publicamos mensajes escritos completamente en mayúsculas