Comentar 24 FEBRERO 2009

Victoria de Suecia: '¡sí, sí, sí... nos casamos!'

Daniel Westling contó en la rueda de prensa que se celebró esta tarde, con motivo de su compromiso, cómo fue la pedida de mano de la Princesa Heredera

VER GALERÍA

 

La imagen de la princesa Victoria y su novio, Daniel Westling, sonriéndose y mirándose cariñosamente el uno al otro, y hablando abiertamente de su amor en una rueda de prensa con motivo de su compromiso es ya un hecho. Ha dejado de ser el sueño de Suecia, para convertirse en su gran alegría de hoy (y de los próximos meses). Tanto ella -vestida de azul noche- como él -con un traje oscuro y una corbata a tono con el atuendo de su prometida- estaban radiantes. Pero, sobre todo, exultantes de felicidad por su futura boda para el verano de 2010. Sus miradas y sus sonrisas insinuaban su dicha, sus palabras no han dejado lugar a dudas.

Los Novios de Suecia hicieron frente al primer turno de preguntas explicando el mágico momento de la pedida de mano. Daniel, emocionado y nervioso a la vez, contó detalladamente cómo le pidió matrimonio a la Princesa un precioso día de invierno en el campo, en Drottningholm: “Hacía sol y se oían nuestras pisadas en la nieve. Era un momento muy especial; ambos estábamos muy contentos, aunque yo estaba también bastante intranquilo. Esperaba un 'sí', pero no estaba del todo seguro". La Princesa, en cambio, lo tenía muy claro. La respuesta fue un "¡sí, sí, sí!...", exclamaba ella entusiasmada.

La Heredera tampoco pudo ocultar su orgullo cuando alargó su mano para que los fotógrafos pudieran fotografiar bien su anillo de compromiso. Un anillo de diamantes que, en palabras de la princesa Victoria, “significa muchísimo para mí”. Una joya que corona siete años de amor real. El largo noviazgo que los suecos llevaban tiempo esperando que desembocase en compromiso y la cuestión sin respuesta de los periodistas que se preguntan por qué tantos años de espera. Ambos respondieron a la curiosidad de la prensa. "Daniel y Victoria han salido juntos durante siete años. Siete años de espera puede creer la gente. Pero no la Princesa heredera y Daniel. Nosotros hemos comprendido que necesitamos este tiempo", declaró ella. “Necesitaba estos años para aprender cómo funcionan todas estas cosas. Hubiera sido un fracaso haberle pedido matrimonio después de sólo un año de relación”, concluyó él.

VER GALERÍA


"¡Mírela! ¿Acaso es difícil de comprenderlo?"
Si bien para el rey Carlos Gustavo y Silvia fue amor a primera vista, no fue así en el caso de la princesa Victoria y Daniel. Ellos entablaron primero amistad, a través del trabajo de Daniel. Una amistad bella y entrañable que se hizo cada vez más profunda. "Es sorprendente cómo nos conocemos. Nuestra relación se basa en eso y en lo bien que lo pasamos juntos también", reveló la Princesa. Daniel no ha sido tacaño en elogios acerca de su futura esposa cuando explicó por qué se enamoró de ella. "¡Mirelá! ¿Acaso es difícil de comprenderlo? La Princesa heredera tiene un corazón grandísimo. Nuestra amistad se convertió en amor". Daniel Westling ha hecho un enorme viaje. De hombre del pueblo al futuro Príncipe. Un camino que no siempre ha sido fácil. "Me he centrado en mi trabajo y mi negocio. Con la Princesa a mi lado, me sentía seguro y fuerte, aunque algunos tiempos han sido duros. He llegado a conocerme durante estos últimos siete años. No hay nada que me inquiete más que estar delante de usted. Pero me he ganado la confianza y el apoyo del Rey y, con ellos a mis espaldas, me siento a salvo", confesó Daniel.

Y es que ha sido una gran ayuda para ambos conocer bien con el paso de los años a sus respectivas familias. Daniel, de Ockelbo, tiene una maravillosa: cálida y unida. "Para mí supuso un gran alivio conocer a su familia, me sentí tan acogida. Ockelbo es un lugar donde puedo recargar las pilas", dice la princesa Victoria. También Daniel tiene sólo palabras de gratitud para su familia política: "Los Reyes me brindaron una calurosa bienvenida la primera vez. Y con los hermanos de la Princesa he tenido una relación cercana desde hace años, así que lo he tenido fácil". Daniel Westling dejará su trabajo como director de la cadena de gimnasios después de la boda: "Desempeñaré un papel pasivo como propietario... Pero soy feliz", se rió y empujó juguetonamente a su prometida, que cerró la rueda de prensa con las palabras que todos querían escuchar: "Soy feliz".

Añadir comentario

  • Esta es la opinión de los internautas, no la de hola.com
  • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes
  • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema
  • Por favor, céntrate en el tema
  • Por favor intenta escribir sin faltas de ortografía, antes de publicar un mensaje lo corregimos, si no tiene faltas es más posible que se publique
  • Escribir todo el mensaje en mayúsculas se interpreta como gritar, no publicamos mensajes escritos completamente en mayúsculas