Paola de Bélgica

La Reina Paola de Bélgica llevó un vestido de seda dorada y encaje, con cuerpo drapeado y falda plisada, de Giorgio Armani Privé. Como complemento, y adornando su peinado, llevaba una diadema-tiara, la misma que llevó la princesa Matilde el día de su boda con el príncipe Felipe de Bélgica.