Comentar 31 MAYO 2010

La Familia Real de Suecia arropa a la princesa Victoria y Daniel Westling en la lectura de las amonestaciones

La tradicional ceremonia para evitar irregularidades o posibles impedimentos del enlace constituye el primer acto oficial del programa de la Boda Real, que se celebrará el 19 de junio en la Catedral de San Nicolás de Estocolmo

VER GALERÍA

 

La princesa Victoria y su prometido, Daniel Westling, dieron ayer el primer paso hacia el altar con la celebración de las amonestaciones en la iglesia del Palacio Real de Estocolmo. Una ceremonia pública a la que acudieron 400 personas y que constituyó el primer acto oficial del programa de la Boda Real, que se celebrará el 19 de junio en la Catedral de San Nicolás de Estocolmo. No faltaron entre los asistentes los miembros de la Familia Real sueca -con la única ausencia ya sabida de la princesa Magdalena- y los padres de Daniel, Ollle y Ewa, así como su hermana Anna, todos ellos en primera fila. Además, acudieron unos 30 miembros más de ambas familias y amigos.

La lectura de las amonestaciones es otra de las tradiciones centenarias que cumplen los novios de Suecia con motivo de su Boda Real y que consiste en hacer público el anuncio del enlace para evitar irregularidades o posibles impedimentos. La pareja tuvo que rellenar previamente un formulario donde juran que no están casados; que no tienen alguna relación de pareja de hecho, y que no son hermanos, ni hermanastros o familia cercana, tras lo cual el impreso se envía a la central de la Skatteverket, el equivalente a la Agencia Tributaria. La ceremonia fue oficiada por el pastor Bertil Reimer -capellán de la corte sueca-, aunque el encargado de leer las amonestaciones fue el pastor Lars-Göran Lönnermark. Durante la celebración sonó música de Bach, Mozart, Schubert, Roman y Riedel, interpretada por el sexteto de la guardia del coro musical del Ejército, junto con el coro del Palacio Real, el conjunto vocal de la capilla real, el pianista Magnus Svensson y la organista Mary Ljungquist Hén, dirigidos todos por Johan Nordfeldt.

 

VER GALERÍA


Primeros regalos
Finalizada la ceremonia, se celebró una recepción privada en palacio en la que participaron el Presidente del Parlamento sueco, Per Westerberg, y el Primer Ministro, Fredrik Reinfeldt, quienes le entregaron a la pareja el regalo de bodas del Parlamento y del Gobierno en nombre de todo el pueblo sueco: un juego de copas y vasos de cristal diseñado por una prestigiosa firma sueca. "¡Oh, qué hermosas!", dijo la princesa Victoria, que lució para la ocasión un vestido azul con un coiffe (un pequeño sombrero) a juego. Cuando Reinfeldt trataba de explicarles a la pareja por qué las copas estaban parcialmente congeladas, la Princesa lo interrumpió bromista y le dijo: "Para que nos acordemos del frío que hace? (en Suecia)". Entre risas, el Primer Ministro aclaró que el motivo era que el compromiso de Victoria y Daniel había sido anunciado en invierno (en febrero de 2009). También la fundación creada en relación con la boda le hizo entrega a la pareja de su regalo: ocho millones de coronas suecas (unos 800.000 euros). Y a continuación irrumpieron varios amigos para darles también sus regalos.

La Casa Real informó de que Daniel Westling recibirá después del enlace el título de Príncipe de Suecia y tratamiento de Alteza Real, además del título de Duque de Västergötland, ya que Victoria de Suecia posee el de Duquesa de ese condado sueco.

Añadir comentario

  • Esta es la opinión de los internautas, no la de hola.com
  • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes
  • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema
  • Por favor, céntrate en el tema
  • Por favor intenta escribir sin faltas de ortografía, antes de publicar un mensaje lo corregimos, si no tiene faltas es más posible que se publique
  • Escribir todo el mensaje en mayúsculas se interpreta como gritar, no publicamos mensajes escritos completamente en mayúsculas