Comentar 10 JUNIO 2010

Daniel Westling: el 'entrenamiento' final para ser Príncipe

El prometido de la princesa Victoria inició el pasado mes de enero un curso para aprender en tiempo récord el 'oficio' principesco

VER GALERÍA

 

Cuestión de días es que Daniel Westling se convierta en marido de Victoria de Suecia, en miembro de la Familia Real sueca y en Príncipe y Duque de Västergötland. Poco se parece el entrenador personal que conquistó a la Heredera al Trono allá en 2003 al futuro consorte de hoy. Duros entrenamientos median entre ambos. La metamorfosis de Daniel en Príncipe ha sido lenta y en varias fases: una primera, ya superada, de cambio radical de imagen y aprendizaje básico sobre protocolo y otra intensiva, aún en curso, para conocer todo acerca de Suecia y sus relaciones internacionales.

Daniel Westling inició el pasado mes de enero un curso para aprender en tiempo récord el oficio de Príncipe. Medio año en el que ha compaginado los preparativos de la Boda Real con su formación sobre la institución en la Corte Real  El programa para afrontar desde el próximo 19 de junio su nuevo papel oficial incluye lecciones sobre la historia de la monarquía sueca, su herencia y sus tradiciones y las visitas a varios departamentos internos, así como también estudios en ciencias políticas, acerca de las funciones del Parlamento sueco (Riksdag), del Gobierno y de la Administración municipal, y sobre las actividades vinculadas a la vida cultural sueca. Daniel continuará su instrucción principesca tras la boda durante un año y medio. El supervisor del curso es el Maestro de Ceremonias de la Corte Real sueca, Brigadier Jan-Eric Warren.

 

VER GALERÍA

 

El nuevo Daniel Westling
De la primera fase de su transformación en Príncipe llegaron las primeras noticias en 2005 en forma de fotografías tras su primera entrevista a un medio de comunicación: Daniel presentaba un cambio radical de imagen, más en consonancia al aspecto que se esperaba de un miembro de la realeza. El entonces novio de la princesa Victoria era portada del principal diario económico sueco, Dagens Industri, con un look muy distinto al que sus compatriotas estaban hasta entonces acostumbrados: los pantalones vaqueros y las gorras habían pasado a la historia y habían dado paso al traje, la corbata y la gomina. Su metamorfosis externa la respaldaba un discurso elocuente, el de un ejecutivo ambicioso y preocupado por la salud de los suecos. Así era el nuevo Daniel Westling, pulcro, bien peinado y con las ideas claras. Un hombre del pueblo que se aclimataba a la vida de la corte. Hoy la adaptación ya es casi completa.


VER GALERÍA


Escudo y monograma para un nuevo príncipe
Todavía no ha llegado al altar, pero el Rey de Suecia ya ha conferido a su futuro yerno el escudo de un duque consorte y un monograma real. El monarca sueco decidió otorgarle el título de Su Alteza Real Príncipe Daniel, Duque de Västergötland, siendo esta la primera vez en la historia que un consorte de una princesa sueca es elevado al rango de “príncipe” sin ya serlo de nacimiento, y que se convierte en “duque consorte”.

A este título van unidos un escudo heráldico y un monograma que han sido diseñados por el artista adjunto al Archivo Nacional Vladimir A. Sagerlund. El consejero heráldico ha sido Henrik Klackenberg, que trabajó conjuntamente con Daniel Westling desde que el pasado otoño la corte diera la comisión al Archivo Nacional de trabajar la proposición de un escudo heráldico ducal y su monograma real para la aprobación del Rey.

El escudo ducal muestra cuatro campos, más uno central, y está coronado por una corona principesca. Los campos uno y cuatro despliegan el Lilla riksvapnet, es decir, el escudo menor del reino; el número dos, el escudo heráldico de la dinastía de los Folkungar (en el poder de 1250 a 1364); mientras que el tercer campo muestra las armas de la provincia de Västergötland. El escudo central muestra las armas personales del príncipe Daniel, que despliegan un martillo y un atributo geométrico que divide al escudo y forman parte de las armas de la municipalidad de Ockelbo, aunque en otra posición y colores (en posición vertical, en campo verde y con martillo blanco). El escudo es, en su totalidad, muy similar al de la princesa Victoria, salvo las armas personales de Daniel y la corona. El escudo de la futura Reina de Suecia despliega en el corazón las armas de los Bernardotte y está coronado con una corona real de heredera.

El monograma está simplemente compuesto de una letra D coronada con una corona de rango principesco que incluye el jarrón de la dinastía Vasa, un símbolo heráldico del estado en Suecia.

Añadir comentario

  • Esta es la opinión de los internautas, no la de hola.com
  • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes
  • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema
  • Por favor, céntrate en el tema
  • Por favor intenta escribir sin faltas de ortografía, antes de publicar un mensaje lo corregimos, si no tiene faltas es más posible que se publique
  • Escribir todo el mensaje en mayúsculas se interpreta como gritar, no publicamos mensajes escritos completamente en mayúsculas