Comentar 19 JUNIO 2010

Las Familias Reales se visten de elegancia y color para acompañar a Victoria y Daniel en el día de su boda

Finalmente llegó el gran día. Decenas de ciudadanos suecos se habían concentrado en los alrededores de la Catedral de Estocolmo horas antes -algunos incluso hicieron noche en la calle- para vivir en directo y en primera persona una jornada histórica. Muchos con los colores de la bandera nacional en atuendos, gorras o colgantes, otros portando banderitas nacionales... pero todos dispuestos a ser testigos de la primera boda real del siglo en Suecia, también la primera de una princesa heredera en el país.


VER GALERÍA

PINCHE SOBRE LAS IMÁGENES PARA ENTRAR EN LA GALERÍA


Aunque el cielo estaba nublado y amenazaba lluvia, el clima ha permitido un lucido desfile de invitados a su llegada a la iglesia de San Nicolás. El inicio de la ceremonia estaba previsto para las 15.30 horas, y los asistentes comenzaron a hacer su aparición con una hora de antelación. Entre ellos, numerosos miembros de las principales Casas Reales del mundo, representantes de las instituciones suecas, jefes de estado y de gobierno, familiares y amigos de los novios.


VER GALERÍA


Al celebrarse el enlace por la tarde, la mayoría de las invitadas llegaron a la Iglesia luciendo elegantes vestidos largos. Muchos de los diseños elegidos por las asistentes se tiñeron de alegres y vistosos colores. En general, han predominado los morados, rosas y azules en diferentes tonalidades. Y el complemento estrella han sido las tiaras, algunas de ellas inusuales, que adornaron los tocados de casi todas las damas. Por su parte, los Príncipes fueron con el tradicional uniforme militar.


VER GALERÍA


Entre los primeros en recorrer la alfombra azul hasta el interior de la Gran iglesia, a cuyas puertas entonaba un coro de niños vestidos con trajes regionales y acompañados por tres músicos –dos violines y un acordeón- han sido las infantas Elena y Cristina con el Duque de Palma, Iñaki Urdangarín. La hija mayor de los Reyes iba de rosa fucsia y con torera, y su hermana en color verde aguamarina, ambas coronadas por dos espectaculares tiaras.


VER GALERÍA


La princesa Alexia de Grecia entró escoltada por su marido, Carlos Morales, y su hermano el príncipe Philippos. Detrás de ellos, el príncipe Nicolás de Grecia y su prometida, Tatiana Blatnik, bellísima con una creación en tono maquillaje y dorados y sin tiara. Les seguían Kyril de Bulgaria y Rosario Nadal, guardando una prudente distancia entre ambos. Ella se decantó por un vestido gris claro, casi azul.


VER GALERÍA


Los príncipes Laurent y Claire de Bélgica, ella con un vestido color rojo, entraron un poco antes de los príncipes Constantino y Laurentien de Holanda, la princesa con un vestido blanco con rosas estampadas en color negro.


VER GALERÍA


De la Casa Real de Jordania, el príncipe El Hassan bin Talal y la princesa Sarvath El Hassan; el príncipe Ali bin Al Hussein y la princesa Rym Ali, en malva; la princesa Noor bint Asem , en tonos grises, y el príncipe Rashid bin El Hassan.


VER GALERÍA


La princesa Marta Luisa de Noruega, también en rosa fucsia y con la tiara de amatistas, entró acompañada de su marido, el escritor Ari Behn. A continuación, hicieron su aparición la princesa Astrid de Bélgica, con un sencillo vestido gris y tiara, junto a su marido, el príncipe Lorenzo de Habsburgo.


VER GALERÍA


Representando a la Casa Real del Reino Unido, los condes de Wessex, el príncipe Eduardo y su esposa Sophie, ella con un vestido gris perla. Y de Liechtenstein, el príncipe Alois y la princesa Sofía, en azul.


VER GALERÍA


La princesa Máxima, junto a su esposo el príncipe Guillermo de Holanda, fue una de las más elegantes al decantarse por un vestido con encaje de bisón y de corte sirena. El pelo lo llevaba recogido en un moño. Después de ellos, la princesa Matilde, muy elegante con un vestido rosa de una sola manga, entró del brazo de su marido, el príncipe Felipe de Bélgica.


VER GALERÍA


Los reyes Constantino y Ana María de Grecia, ella de azul, precedieron a los Príncipes de Asturias. Doña Letizia, que asiste por primera vez como Princesa de Asturias a una boda real, recorrió la alfombra azul del brazo de don Felipe vestida con una creación en color maquillaje, con manga corta, un vistoso bolso a juego y el pelo recogido en un moño tocado por la tiara floral.


VER GALERÍA

 
Con un vestido azul celeste de volantes y del brazo de Haakon de Noruega hizo su entrada a la catedral la princesa Mette-Marit, seguidos por los Grandes Duques de Luxemburgo, Enrique y María Teresa, ella también de azul y con una espectacular tiara. Alberto de Mónaco fue de los pocos que acudió con chaqueta blanca, y por primera vez en una boda real junto a su novia, Charlene Wittstock, con un vestido en color topo claro.


VER GALERÍA


Rania de Jordania, de azulón, iba acompañando a su marido, el rey Abdalá, y con su hija, la princesa Imán. A continuación hicieron su entrada cuatro reinas europeas: Sonia de Noruega, en color coral, junto al rey Harald; Margarita de Dinamarca, de verde, con su marido, el príncipe Henrik; y la reina Sofía, en rosa palo, junto a Beatriz de Holanda, en granate.


VER GALERÍA


Los últimos en llegar antes de la novia fueron los padres del novio, Olle y Ewa Westling, ella en tono malva; la reina Silvia, con un vestido de tul rosa bordado con perlas y piedras y la corona brasileña, junto a su hija la princesa Magdalena, con un vestido de gasa azul con falda de volantes y bordados de cristal, tiara y collar de perlas barrocas y diamantes; y Daniel Westling, de frac, acompañado por su futuro cuñado el príncipe Carlos Felipe, con el uniforme de la Armada, la cadena de la Orden del Serafín y la Gran Estrella. Los cuatro –Silvia, Magdalena, Daniel y Carlos Felipe- fueron muy aplaudidos antes de entrar en la Gran iglesia.


VER GALERÍA


El Rey de Suecia iba vestido con el uniforme de almirante de la Marina, que consta de chaqueta oscura azul, chaleco blanco, pantalón azul oscuro con franjas de oro, camisa y corbata de lazo negro. Lucía, además, las Órdenes del Serafín y de Vasa, la medalla conmemorativa del rey Gustavo VI Adolfo, la espada del Rey y la Estrella del Norte.

Añadir comentario

  • Esta es la opinión de los internautas, no la de hola.com
  • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes
  • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema
  • Por favor, céntrate en el tema
  • Por favor intenta escribir sin faltas de ortografía, antes de publicar un mensaje lo corregimos, si no tiene faltas es más posible que se publique
  • Escribir todo el mensaje en mayúsculas se interpreta como gritar, no publicamos mensajes escritos completamente en mayúsculas