Comentar 15 JUNIO 2010

Invitados, ¡a la mesa! Así se preparan los banquetes en la Corte Real sueca

En los banquetes reales, las mesas, la cristalería, la mantelería, la vajilla y su decoración son un elemento muy importante de la representación real de hoy en día. La tradición se remonta a fabulosas comidas y cenas en las cortes principescas de varias generaciones atrás, que se consideraban expresión de la posición señorial y social. Muchas de estas tradiciones se mantienen en la actualidad y las veremos reflejadas en la boda de Victoria de Suecia y Daniel Westling. Les explicamos lo que podremos ver en el banquete nupcial.


VER GALERÍA


El lugar
Las cenas oficiales de los Reyes de Suecia se celebran habitualmente en la Galería de Carlos XI y, en ocasiones especiales, en el Salón de Estado y en la sala de reuniones de Vita Havet. La última vez que se utilizó el Salón de Estado como comedor de un banquete de gala fue con ocasión del 50º cumpleaños del Rey Carlos Gustavo, hace doce años.

La plata, protagonista en la mesa 
Otra antigua tradición es vestir la mesa de gala con plata real: cubertería, candelabros y centros de mesa, que evidencian el buen estado de las finanzas del Estado. No faltarán tampoco la magnífica porcelana y los valiosos servicios de exquisito cristal, transmitidos a lo largo de los años como regalos de bodas reales y aniversarios.

En la boda de los reyes, Silvia y Carlos Felipe de Suecia, en 1976, el gobierno sueco y el Parlamento les obsequiaron con 800 vasos con sus monogramas grabados, un regalo del pueblo sueco que se ha convertido en parte de su patrimonio cultural.


VER GALERÍA

 


Los organizadores
La organización de al Mesa Real es una de la tareas de la Casa Real, donde las comidas formales siempre han formado parte de las ceremonias oficiales. El mantenimiento del Palacio Real corre a cargo del servicio (Steward), mientras que los responsables de preparar la Mesa Real son los llamados lacayos de la corte (Court Footman), títulos que se siguen utilizando hoy dentro de palacio.

Cenas públicas
En el pasado, el poder observar las comidas reales estaba considerado como un derecho civil. Pero, a pesar de las ruidosas protestas de los habitantes de Estocolmo, Karl XIV Johan prohibió lo que se conoce como cenas públicas, con motivo de la boda de su hijo Oscar con la princesa Josefina en 1823.

Hoy en día, se podría decir que la tradición de las cenas públicas ha sido restaurada de nuevo, gracias a la retransmisión televisiva de cenas y eventos reales. El banquete sueco más visto de la historia fue el de la boda de los Reyes de Suecia en 1976, seguido por millones de espectadores de todo el mundo, y seguro que será superada por la de la mayor de sus hijas.

Añadir comentario

  • Esta es la opinión de los internautas, no la de hola.com
  • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes
  • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema
  • Por favor, céntrate en el tema
  • Por favor intenta escribir sin faltas de ortografía, antes de publicar un mensaje lo corregimos, si no tiene faltas es más posible que se publique
  • Escribir todo el mensaje en mayúsculas se interpreta como gritar, no publicamos mensajes escritos completamente en mayúsculas