Portada de hola.com, tu revista en internet

Comentar 13 MAYO 2004

El príncipe Federico y Mary Donaldson reúnen a la joven realeza europea en una fiesta

Ampliar
El momento álgido de la recepción en el ayuntamiento se produjo con la salida de los novios al balcón. 
Ampliar
El Príncipe y su novia a su llegada al Ayuntamiento. 
Sombreros de todos los colores y de todas las formas, eclipsando a las mismísimas carreras de Ascot, desfilaron ayer en el Ayuntamiento de Copenhague con motivo de la recepción que el municipio ofrecía, cuarenta y ocho horas antes de la boda real, en honor del príncipe Federico y Mary Donaldson y en presencia de sus familias. Arroparon a los novios en este día la reina Margarita y su esposo, el príncipe Henrik; el príncipe Joaquín y su esposa, la princesa Alejandra; el padre de Mary, John Donaldson, con su esposa, así como sus tres hermanos con sus respectivas parejas.

Un bosque de flores y niños príncipes
El alcalde de la capital danesa, Jens Kramer Mikkelsen, recibió a los prometidos en la plaza del Ayuntamiento, convertida para la ocasión en un inmenso bosque floral de varios metros de altura -se invitó a los ciudadanos a colaborar trayendo más flores y macetas en homenaje a los novios-. Una vez en el interior del edificio, el Príncipe y su novia, que lucía una chaqueta de ante marrón con sombrero a juego y un vestido de tejido vaporoso en blanco hielo con el bolso de este mismo color, firmaron en el libro de visitas y, a continuación, el alcalde les hizo entrega de su regalo de boda: una cristalería de Holmegaard para 60 personas con un total de 300 piezas (copa de vino blanco, tinto, generoso, agua y champán), especialmente hecha para ellos.

Tras los discursos oficiales, se procedió al almuerzo. El príncipe Federico y Mary Donaldson saborearon las famosas y típicas crêpes del Ayuntamiento, además de pez espada australiano y solomillo de avestruz. Pero el momento álgido de la recepción se produjo con la salida de los novios al balcón. En la plaza del Ayuntamiento les aguardarán una auténtica multitud, unas 6.000 personas, entre las que destacaban 1.500 niños disfrazados de príncipes y princesas, así como Sigurd Barret quien cantó su nueva canción a la pareja.

Esta recepción, versión danesa de las puestas de largo que se organizan en el reino belga, es una tradición que se remonta a 1935. Este año, Federico IX, abuelo materno del príncipe Federico, presentó a su prometida, la princesa Ingrid de Suecia. Treinta y dos años más tarde, la reina Margarita, entonces flo-17.gif incesa heredera, fue recibida junto con Henrik de Monpezat.

Fiesta de Rock
Por la noche, los novios y los jóvenes de la realeza invitados al enlace, que se encontraban ya en la capital danesa, celebraron una relajada fiesta en el barrio de Vesterbro, en Copenhague. El escenario fue un local de moda, Vega, donde un fin de semana tras otro se dan cita los amantes de la música en directo. Una vez más, Mary Donaldson, muy guapa con un elegante vestido de seda verde oliva, se convirtió en el centro de todas las miradas. La futura Princesa, que fue aclamada a su llegada por los curiosos allí congregados, correspondió a las muestras de cariño saludando a sus conciudadanos y, después, entró rápidamente en el local para disfrutar junto al resto de los invitados reales de una fiesta secreta y muy privada. Se encontraban entre otros: el príncipe Joaquín y la princesa Alexandra, el príncipe Pablo de Grecia con su esposa, la princesa Marie Chantal, y sus hermanos, el príncipe Nicolás y la princesa Alexia, ésta con su esposo, Carlos Morales; el príncipe Haakon de Noruega con su esposa, la princesa Mette-Marit, y su hermana, la princesa Marta Luisa, con su marido, Ari Behn; las princesas Victoria y Magdalena de Suecia...

Añadir comentario

  • Esta es la opinión de los internautas, no la de hola.com
  • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes
  • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema
  • Por favor, céntrate en el tema
  • Por favor intenta escribir sin faltas de ortografía, antes de publicar un mensaje lo corregimos, si no tiene faltas es más posible que se publique
  • Escribir todo el mensaje en mayúsculas se interpreta como gritar, no publicamos mensajes escritos completamente en mayúsculas