Comentar 03 JULIO 2011

Un pastel de siete pisos, 2.000 flores de azúcar y 50 kilos de fresas para un menú de bodas excepcional

Radiantes de blanco, los recién casados regalaron a todos sus invitados uno de los momentos más mágicos de la velada. La elegancia fue así protagonista en el baile en la sala Garnier, en el mismo edificio de la Ópera, decorada con columnas de mármol marrón, asientos de color rojo y abundante oro que reluce más aún cuando se enciende la lámpara de cristal de cuatro metros de diámetro recubierta por cinco toneladas de bronce que cuelga del techo