Comentar 25 SEPTIEMBRE 2008

Mónaco vive pendiente del esperado compromiso

Charlene Wittstock ha experimentado durante su noviazgo con el príncipe Alberto una notable metamorfosis de deportista olímpica a gran dama