Comentar 02 JUNIO 2011

El palacio Grimaldi recupera su esplendor para celebrar la boda de Alberto de Mónaco y Charlene Wittstock

La legendaria escalinata de mármol de Carrara, que conduce al patio de honor, será por la que Charlene descenderá con su traje de novia —al igual que la princesa Gracia hace 55 años— para casarse por la Iglesia (en la imagen, el príncipe Alberto posa con sus hermanas, las princesas Carolina y Estefanía el 12 de julio de 2005 con motivo de la entronización del soberano)