Comentar 29 JUNIO 2010

El anillo de compromiso de Charlene Wittstock

Alberto de Mónaco no obsequió a su prometida con una joya histórica heredada de la familia Grimaldi, sino con una sortija de diamantes comprada expresamente para la petición de mano en la firma Repossi

 

Si a la hora de demostrar sentimientos un diamante es para siempre, no hay mejor manera de hacer una promesa de amor eterno que con un anillo de compromiso de diamantes como el que Alberto de Mónaco ha obsequiado a su prometida, Charlene Wittstock. El soberano monegasco ha elegido para la reina de su corazón uno de esos que dejan constancia de la intensidad de los sentimientos de quien lo regala; uno de esos que susurran mil y una veces Te quiero a su dueña, y uno de esos que no pasan a nadie desapercibidos por el gran tamaño de la pieza y por el centelleante brillo de las piedras preciosas. No se trata de una joya histórica heredada de la familia Grimaldi, sino de una sortija actual comprada expresamente con motivo del compromiso matrimonial en la firma Repossi. El anillo Téthys, de oro blanco, consta de un diamante central con talla pera solado de diamantes de talla brillante. Una gran joya para un gran momento.

 

Añadir comentario

  • Esta es la opinión de los internautas, no la de hola.com
  • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes
  • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema
  • Por favor, céntrate en el tema
  • Por favor intenta escribir sin faltas de ortografía, antes de publicar un mensaje lo corregimos, si no tiene faltas es más posible que se publique
  • Escribir todo el mensaje en mayúsculas se interpreta como gritar, no publicamos mensajes escritos completamente en mayúsculas

Recomendaciones

Twitter

    Ya en su quiosco

    PRÊT-À-PORTER Otoño-Invierno 2011-2012
    ¡Ya está a la venta! Una vez más, la revista ¡HOLA! nos da la oportunidad de conocer cuáles son las tendencias de la temporada con su número especial de moda ‘prêt-à-porter’ para otoño-invierno 2011-2012.